Alejandra Portuguez Morales.1 agosto

Una fiesta de cumpleaños es el último recuerdo que quedará de Fernanda Melissa Sánchez Aguilar, de 31 años, y su hija Raisha Fabiola Ríos Sánchez, de 12.

Ellas son la madre y la hija que fueron asesinadas y que sus cuerpos aparecieron a 300 metros de la casa en la que vivían, en La Virgen de San Pablo de León Cortés.

Armando Granados Sánchez y Luisa Sánchez Aguilar, hermanos de Fernanda, tienen muy guardada la fecha del 17 de junio pasado, cuando toda la familia se reunió para celebrar el cumpleaños de la mamá de ellos, María Sanchez, en un barrio céntrico de este cantón.

“Ella (Fernanda) estuvo en mi casa porque le celebramos el cumpleaños a mi mamá, mi hermana nunca me comentó si tenía problemas, pero sabemos que toda la vida fue víctima de maltratos dentro de su hogar”, dijo Luisa.

Fernanda Melissa tenía 31 años y su hija Raisha Fabiola Ríos 12 años. Foto: Cortesía para LT
Fernanda Melissa tenía 31 años y su hija Raisha Fabiola Ríos 12 años. Foto: Cortesía para LT

La familia se enteró de la fatalidad por medio de un mensaje de WhatsApp y de seguido les entró una llamada.

“Una amistad me escribió un mensaje: ‘a su hermana se le está quemando la casa', pero fue una noticia que no creía. A los dos minutos mi mamá recibió una llamada, creo que era una de mis hermanas, desde ese momento comenzamos a llamar a Fernanda, hicimos como unas diez llamadas, nunca nos contestó. Luego llamamos al esposo (un hombre de apellidos Ríos) y nos confirmó que la casa estaba quemada. En un principio nos dijo que no aparecían Fernanda y su hija, luego a los minutos nos dijo que Fernanda estaba muerta”, recordó Armando.

La casa en la que vivían madre e hija quedó prácticamente destruida por las llamas. Foto: Cortesía para LT
La casa en la que vivían madre e hija quedó prácticamente destruida por las llamas. Foto: Cortesía para LT
Policía halló los cuerpos

El hallazgo de los cuerpos fue este jueves 30 de julio, pasadas las 2 de la tarde, luego de que los bomberos recibieran la alerta por un incendio en una casa dentro de una finca.

Las autoridades dijeron que una de las primeras personas en llegar corriendo hasta la vivienda fue Ríos (esposo y papá de las fallecidas), quien de manera desesperada gritaba que buscaran a la esposa y a la hija dentro de la casa, pero los bomberos le dijeron que no había nadie adentro y en seguida él les mencionó que buscaran alrededor, fue así como un uniformado comenzó a buscarlas luego de ver un rastro de sangre.

Luego de controlar las llamas, encontraron los cuerpos que estaban en un guindo de aproximadamente treinta metros.

(Video) Policía fue quien encontró los cuerpos de madre e hija

“Fueron encontrados por un oficial de la Fuerza Pública que rodeó la finca, estaban en un precipicio de unos treinta metros”, explicó Héctor Blanco, director de Rescate Urbano.

El cuerpo de Fernanda fue detenido por un árbol, mientras que el de su hija quedó a unos cinco metros de distancia del de ella.

La Unidad Canina, biólogos forenses y especialistas en hidrocarburos regresaron este viernes al sitio del homicidio. Foto: José Cordero
La Unidad Canina, biólogos forenses y especialistas en hidrocarburos regresaron este viernes al sitio del homicidio. Foto: José Cordero

Debido a que los cadáveres quedaron en un guindo, el levantamiento terminó hasta las 10 de la noche del jueves.

Sin embargo, este viernes 31 de julio los investigadores regresaron a la propiedad para buscar evidencias, el caso lo investigan agentes de la Unidad Canina, biólogos forenses y especialistas en hidrocarburos, quienes le dan colaboración al OIJ de Los Santos.

De momento no se sabe cómo murieron, pero a simple vista les notaron que ambas tenían fuertes golpes en la cabeza, sobre todo en la frente.

El OIJ no tiene sospechosos detenidos y las muertes las manejan como homicidios.

La casa en la que vivía la familia queda dentro de una finca privada y no tiene más viviendas alrededor. Foto: José Cordero
La casa en la que vivía la familia queda dentro de una finca privada y no tiene más viviendas alrededor. Foto: José Cordero

“No tenemos detenidos, ya que para realizar la detención, necesitamos datos fuertes que de manera probable lo relacione con el caso”, explicó Wálter Espinoza, director del OIJ.

Esto a pesar de que Carlos Alberto Sánchez, hermano de Fernanda, le dijo al canal regional Alta visión que Fernanda había sido amenazada de muerte.

“El señor (Ríos) amenazó de muerte hace ocho días a mi hermana y a mi otra hermana mayor, las amenazó de muerte a las dos, dijo que las iba a matar a las dos y efectivamente aquí está. Aparentemente quemó la casa, para hacer que todo fuera un accidente”, declaró el hombre.

Varios lugareños se mostraron consternados y confundidos por lo ocurrido, incluso algunos dijeron que el jueves, antes de la alerta del incendio, vieron al esposo y padre de las víctimas en el centro del cantón.