Sucesos

(Video) Hijo de papás a los que vagoneta destrozó casa: “Volví a la vida cuando vi que sobrevivieron”

Adultos mayores están afectados emocionalmente les cuesta dormir después de semejante susto.

Escuchar este artículo

Cámara captó vagoneta sin frenos minutos antes de que chocara contra casa -

Don Andrés Mesén Chaverri asegura que él y su familia viven más que un milagro después de que sus padres sobrevivieron al choque de una vagoneta contra la casita en que vivían en San Pablo de Turrubares.

El accidente ocurrió el domingo pasado a 200 metros al oeste de la delegación policial cuando don Dagoberto Mesén de 76 años y su esposa Letty Chaverri de 73 años estaban almorzando.

Una vagoneta se quedó sin frenos y atravesó el pueblo casi un kilómetros hasta chocar contra la casa de la familia Mesén, se volcó y un tronco de gran tamaño la detuvo.

Don Dagoberto y doña Letty aún no salen del asombro de ver cómo quedó toda su casita destrozada, a ellos la vagoneta les pasó a un metro y medio de dónde estaban sentados.

Andrés nos contó que sus papás se están quedando, de momento con él, pero están muy afectados en la parte emocional por lo ocurrido, aún están muy asustados y les cuesta mucho dormir.

El hijo vive a 300 metros de sus papás y el día del accidente vio pasar la vagoneta por el frente de su casa y temiendo que se metiera en la de sus padres empezó a correr para alcanzarla.

“Yo me fui detrás, la vagoneta había atravesado todo el pueblo, venía sin frenos, se brincó tres altos y pasó varios muertos, hasta rayó un carro; donde pasaba se veía una bola como de humo que levantaba. Yo desde lejos vi cuando entró por el portón de la casa de mis papás, la casa está a 60 metros, en eso yo escuché el impacto donde chocó contra la casa. Yo no dejaba de correr cada vez más rápido y solo me esperaba lo peor, porque mis papás estaban adentro de la casa”, narró Andrés.

Añadió, “Yo me asusté mucho de no verlos, los vecinos los sacaron de la casa, yo volví a la vida cuando vi que sobrevivieron, mi mamá tenía una crisis de nervios y mi papá un golpe en la cabeza, no sabemos si fue que lo alcanzó un pedazo de block o de perling”, dijo.

Conforme los días han ido pasando, la familia asegura que al ver lo que quedó de la casita y todos los daños están seguros de que recibieron más que un milagro.

“Fue demasiado aparatoso, creemos que recibimos un milagro doble, porque mis papás están con vida y bien en lo que cabe, y además el chofer de la vagoneta también sobrevivió”, dijo.

Sobre el conductor de 46 años, Andrés aseguró que él estuvo preguntando todos los días en el Hospital San Juan de Dios sobre el estado de salud porque estaban muy preocupados.

“Ya lo dieron de alta, sufrió golpes y varias fracturas pero gracias a Dios está estable”, dijo.

Andrés nos contó que la casita de sus papás colapsó por completo, los electrodomésticos y muebles quedaron inservibles, a la refri solo le quedó el cajón y se le arrancaron las puertas. Además solo les quedó el 10 por ciento de la ropa porque la vagoneta pasó por el cuarto de la pareja y a cada uno le quedó un par de zapatos y lo que andaban puesto en ese momento.

La familia espera poder reconstruir la casita a los papás otra vez pero en un punto distinto de la propiedad para que no vivan con el temor de que la historia se pueda repetir.

Mesén asegura que los representantes de la empresa llegaron el día del accidente y también se han presentado está semana en la propiedad pero de momento no saben si les van a responder, aunque parece que la vagoneta tenía las pólizas al día.

Si usted desea ayudar a los adultos mayores puede contactarlos al teléfono: 6367-8509 este número cuenta con Sinpe Móvil.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.