Adrían Galeano Calvo.26 junio

La falta de testigos y las dudas que dejó la acusación de la Fiscalía le permitió a Jorge Chavarría, exfiscal general de la República, ganar el juicio que se llevaba en su contra por dos presuntos delitos de incumplimiento de deberes.

Chavarría salió de los tribunales contentísimo. Foto: John Durán
Chavarría salió de los tribunales contentísimo. Foto: John Durán

La sentencia fue dada a conocer este miércoles a las 2 p.m., en los Tribunales de Goicoechea.

La jueza Maureen Iong explicó que el tribunal tomó la decisión de absolver a Chavarría acogiénsode al principio in dubio pro reo, es decir, que cuando hay muchas dudas se falla a favor del acusado.

La jueza dijo tenían demasiadas dudas de que, efectivamente, el exfiscal hubiera cometido un delito.

Iong señaló a los representantes del Ministerio Público al decirles que llevaron a cabo un “juicio mudo”, pues solo presentaron pruebas documentales y no llamaron a ningún testigo.

La única prueba de la Fiscalía fue un audio de una entrevista que Chavarría dio a un programa de radio en el 2017 en el cual decía que, por la amistad que tenía con Celso Gamboa, él no podría ver ningún caso en el que este estuviera involucrado Gamboa.

Varios allegados llegaron a apoyar al exfiscal. Foto: John Durán
Varios allegados llegaron a apoyar al exfiscal. Foto: John Durán

Sin embargo, la jueza dijo que esta prueba no tenía ningún peso ya que las dos desestimaciones que firmó Chavarría y que beneficiaron Gamboa por dos causas administrativas en su contra ocurrieron años antes, por lo que no pueden comprobar que esa amistad entre ellos ya existiera.

Las dos desestimaciones firmadas por Chavarría se dieron por hechos que ocurrieron en el 2014, cuando Celso Gamboa era ministro de Seguridad Pública.

Una fue por ordenar un desalojo a una propiedad que estaba en disputa legal y el otro caso fue por no entregar un documento con antecedentes a una persona que lo había solicitado y que incluso había ganado un recurso de amparo.