Alejandra Portuguez Morales.3 mayo

Los muchachos insisten en seguir irrespetando las medidas sanitarias contra el covid-19, pues la Fuerza Pública informó que este fin de semana tuvo que frenar 284 fiestas en las que los asistentes eran jóvenes.

Daniel Calderón, director de la Fuerza Pública, admitió que los megaeventos fueron frenados, pero los jupones decidieron organizar pachangas en las casas.

Uno de los casos más destacados fue el que ocurrió en una casa en la ciudadela León XIII, en Tibás, la cual forraron al frente con bolsas negras con la intención de que no se viera lo que pasaba. No obstante, el escándalo llevó a las autoridades hasta la vivienda, de la cual salieron decenas de muchachos, la mayoría sin tapabocas.

Policías frenaron fiesta dentro de una casa en León XIII

También atendieron fiestas en varias casas ubicadas en Pavas.

La Policía también atendió otros 1.516 incidentes relacionados al covid, como por ejemplo aglomeración de personas en sitios públicos, sobre todo por el consumo de alcohol en las cercanías de supermercados, licoreras, parques y plazas de fútbol.

También revisaron más de 1.300 comercios y clausuraron once locales, entre estos bares-restaurantes, canchas de fútbol, licoreras y supermercados, los cuales deberán permanecer cerrados durante quince días, pero si otras vez irrespetan las medidas los pueden clausurar hasta por un mes.

Además, en conjunto con la Policía de Tránsito, verificaron el cumplimiento de la restricción por placas.

“Para esta semana vamos a tener equipos de trabajo interinstitucionales para el control de las medidas que se han dictado, esperando que la mayor parte de los ciudadanos atiendan estas recomendaciones y nos sigamos cuidando como país para salir juntos de esta emergencia”, dijo Calderón.

Las autoridades les piden a las personas denunciar si un vecino arma una fiesta en la casa.