Alejandra Portuguez Morales.4 septiembre

Un oficial de la Fuerza Pública de apellidos Morales Alpízar y 33 años está siendo juzgado desde ayer en los Tribunales de Goicoechea por haber participado en la persecución a un motociclista que luego quedó invalido.

El afectado se llama David Albán García, de 28 años y vecino de Tibás.

Este caso se remonta a la noche del jueves 1 de agosto del 2013, cuando Albán manejaba una moto que había comprado tres días antes.

Cuenta que estaba ilusionado por la compra y quería enseñarle la moto a un amigo que vive a dos kilómetros de su casa y fue hasta allá, en el Fletcher, también en Tibás.

Cuando iba de regreso a su casa se topó una patrulla y los policías le pidieron que se detuviera. Dice que él se asustó porque sabía que la moto, por ser tan nueva, no estaba con todos los papeles al día.

“Pensé que me iban a quitar la moto, que le quitarían todas las piezas y ya no valdría nada. La acababa de conseguir, iba a hacer las vueltas para ponerla al día, pero solo salí un toquecito para que mi amigo la viera", dijo Albán.

La persecución se habría iniciado saliendo del barrio Fletcher, siguió por calle Las Alondras, luego por Chile’e perro, salió al mall El Dorado, pasó al frente de los Tribunales de Goicoechea y siguió hacia la carretera de Circunvalación en Guadalupe.

En un momento, en una curva ocurrió el accidente que afectó a David.

El motociclista afirma que los oficiales que iban en la patrulla lo chocaron en la llanta trasera de la moto y eso provocó que perdiera el control, se estrelló contra el filo del caño y pegara luego con una señal de tránsito que estaba pegada a un poste.

6 años han pasado del accidente de tránsito

Sin embargo, uno de los testigos –el policía Giglin Ubau, quien también iba en la patrulla– les dijo a los jueces que lo más cerca que anduvieron del motociclista fue a 100 metros.

“En moto es más fácil esquivar los carros, En ningún momento hubo algún contacto de la unidad con la moto”, dijo Ubau.

El motociclista sostiene que esa versión es falsa.

El juicio contra el uniformado se lleva a cabo en la sala 7 de los Tribunales de Goicoechea. Foto: Alejandra Portuguez
El juicio contra el uniformado se lleva a cabo en la sala 7 de los Tribunales de Goicoechea. Foto: Alejandra Portuguez

“Es mentira, hay un video y unas fotos donde se ve que la moto fue golpeada por detrás. El giro que hice fue leve hacia a la derecha, ahí es difícil derrapar, pero si hubiese derrapado dando la vuelta a la derecha lo lógico es que me vaya hacia la izquierda, pero quedé incrustado en el poste al lado derecho”, explicó.

Como consecuencia de los golpes, Albán perdió la movilidad de las piernas, estuvo en coma 22 días y permaneció internado dos meses en el Calderón Guardia, el México y el Cenare.

El motociclista denunció al oficial a cargo de la patrulla y al Ministerio de Seguridad Pública, interpuso una querella y una acción civil por ¢200 millones.

Los jueces Erika Calvo Navas, Jorge Tabash Forbes y Sergio Quesada Carranza integran el tribunal.

Kattia García, mamá de David Albán García, es la que vela por las necesidades de su hijo. Foto: Alejandra Portuguez
Kattia García, mamá de David Albán García, es la que vela por las necesidades de su hijo. Foto: Alejandra Portuguez
Una vida difícil

Albán comentó que su vida no volvió a ser la misma desde el accidente. Ahora depende de su mamá para todo.

“Espero que haya justicia, porque él (policía) actuó mal. Yo tenía una vida, iba a cumplir veintitrés años, tuve que empezar desde cero, aprender a comer porque me intubaron, me quebraron cuatro costillas, me perforaron los pulmones, tengo una bolsa por la que orino, ocupo que mi mamá esté conmigo para que me ayude a limpiarme porque uso pañal”, dijo.

Gaudy Mora Retana, del bufete 1771 y abogada del motociclista, dijo que la condición de su cliente es muy difícil.

“No es justificar su actuar (el del joven), pero la Policía no debía actuar de esa manera con ensañamiento al punto de chocarlo”, dijo Mora.

Viviana Brenes, abogada de la Procuraduría y defensora del uniformado, prefirió no referirse al caso.

David Albán García perdió la movilidad de las piernas luego de ser perseguido por la Policía