Alejandra Portuguez Morales.13 abril

El foco de un celular y una escalera de madera fue la salvación para siete personas que sobrevivieron a un incendio que este sábado en la madrugada destruyó una cuartería en La Carpio, La Uruca.

Bomberos informó que la alerta les llegó a las 3:54 a.m.

Así lo contó José Miguel Morales, uno de esos sobrevivientes y quien habló con La Teja. (Pidió que no se le grabara la cara, por eso lo verán así en el video).

Otras siete personas murieron en ese terrible incendio: De acuerdo con Bomberos se trataría de cuatro ticos y tres nicaragüenses.

Ronny La Touche, jefe de Operaciones de Bomberos, detalló que tres de los cadáveres fueron encontrados en un mismo punto y serían de dos mujeres y un menor de edad; los otros cuatro quedaron distribuidos en diferentes lugares entre las segundas plantas.

Para él, la posición en la que quedaron muestran que buscaron abandonar la casa.

“Mayoritariamente quedaron en la parte trasera y el segundo piso, por lo que probablemente estaban tratando de alejarse de las llamas”, dijo.

Las autoridades dijeron que tres cadáveres quedaron cerca y los octros cuatro dispersos como que trataron salir. Fotografía Alejandro Gamboa Madrigal
Las autoridades dijeron que tres cadáveres quedaron cerca y los octros cuatro dispersos como que trataron salir. Fotografía Alejandro Gamboa Madrigal

Los nombres aún no se conocen completos; sí se sabe que el dueño del lugar se llamaba Orlando León, tenía 70 años y era costarricense; una de las inquilinas se llamaba Melanie y habría fallecido con su bebé (de aproximadamente un año) y su mamá.

Ninguno de esos nombres ha sido confirmado oficialmente.

Otra hija de Melanie, de siete años, sobrevivió a las llamas luego de que su mamá la sacara por un hueco y otras personas la auxiliaron.

Trascendió que además de don Orlando eran también costarricenses dos mujeres: una de 50 años, una de 24 y un menor de edad de 2 años (no se sabe si niño o niña).

Los nicaragüenses eran una mujer de 31 años, un menor de edad de 3 años y un adulto (se desconoce la edad).

Olor a humo los despertó

Morales recordó que ellos estaban durmiendo y que el fuerte olor a humo y los gritos de otros inquilinos los despertaron. Al principio creyeron que el humo provenía de una cocina encendida.

“Fue cuestión de minutos porque estábamos dormidos, pero al sentir el olor del humo y escuchar los gritos de los demás nos percatamos y salimos del cuarto, pero no podíamos salir de la casa porque las llamas estaban cerca del portón principal, reaccionamos a salir hacia atrás (de la casa)”.

“Nos perjudicó el humo, no veíamos nada, solo me acordé de sacar el teléfono y con la luz interna fue que pudimos salir todos", dijo Morales.

Los bomberos y el OIJ aún no ha determinado las causas de las llamas. Foto: Cortesía de Bomberos
Los bomberos y el OIJ aún no ha determinado las causas de las llamas. Foto: Cortesía de Bomberos

Afirma que él intentó ayudar a otras personas, incluso recordó cuando Melanie les gritaba ‘¡por favor ayuden a mi chiquita!, sáquenla!".

"Tratamos de ayudar, pero era mucha la sofocación y la desesperación. Lastimosamente no se podía hacer nada, lastimosamente quedaron niños”, dijo Morales, quien se sintió impotente al no poder sacar a todos los que estaban en peligro.

La casa era de madera y latas. Fotografía Alejandro Gamboa Madrigal
La casa era de madera y latas. Fotografía Alejandro Gamboa Madrigal

Dice que él le gritó al dueño de la casa, a don Orlando.

“Lo llamamos y él solo nos dijo: ‘Salgan, ya los alcanzo’, pero él no podía salir porque el fuego estaba en la entrada principal y para salir debía ir por ahí”, afirma Morales.

“Salimos unos cuantos y otros lastimosamente se quedaron (dentro de la propiedad)", recordó el sobreviviente.

Agregó que por medio de la luz del celular vieron una escalera de las que se usan en construcción y la usaron para subir a una segunda planta que estaba en la parte trasera de la casa y donde construían más cuartos para alquiler.

Ellos caminaron sobre láminas de zinc, perlin e incluso recuerda que pasaron sobre un fregadero. No pudieron hacia el frente porque ya estaba en llamas.

"Salimos siete personas (dos menores de edad, los padres de ellos, la niña hija de Melanie, Morales y su esposa). Nos tiramos por el patio de un vecino, donde hay un palo de limón, a como pudimos quitamos las latas y le gritamos a él para que nos abriera y poder salir por ahí”, dijo Morales.

Somos un milagro de vida, siempre he sido creyente de Dios y ahora más, lamento que no nos salvamos todos. José Miguel Morales.
Los vecinos estaban conmocionados, muchos sacaron mangueras y estañones con agua, pero las llamas eran muy grandes. Fotografía:Alejandro Gamboa Madrigal
Los vecinos estaban conmocionados, muchos sacaron mangueras y estañones con agua, pero las llamas eran muy grandes. Fotografía:Alejandro Gamboa Madrigal

La esposa de Morales es otra de las sobrevivientes. Ella y los demás fueron llevados de emergencia al hospital México ya que presentaron problemas para respirar y tenían algunos golpes.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) informó que un equipo de apoyo psicológico del Comité Asesor Técnico de Apoyo Psicosocial dará apoyo a las familias afectadas, además el Gobierno activó el protocolo de atención. Este es el incendio que más víctimas ha cobrado después del incendio del hospital Calderón Guardia en el 2005.

Los testigos comentaron que la esposa del dueño de la cuartería no estaba en la casa porque desde hace unos quinces días está internada en un centro médico pues había sufrido quemaduras con una olla de agua hirviendo.

Gritos de vecina despertaron

En la madrugada de este sábado, una vecina identificada solo con el nombre de Jacqueline iba para su trabajo, en el Mercado central de San José, cuando se percató de las llamas.

Lugareños dijeron que ella comenzó a sacudir los portones de las casas vecinas y les gritaba que salieran a ayudar.

Cuentan que muchos salieron con mangueras, pero las llamas avanzaron muy rápido debido a que la casa era de concreto pero las divisiones eran de madera. Además en el sitio había materiales de construcción.

La casa era de concreto, pero las divisiones eran de madera y el fuego avanzó con mucha velocidad. Fotografía Alejandro Gamboa Madrigal
La casa era de concreto, pero las divisiones eran de madera y el fuego avanzó con mucha velocidad. Fotografía Alejandro Gamboa Madrigal

El dueño de la propiedad almacenaba material de construcción para la venta y para las obras que estaba haciendo. Vecinos dijeron que también tenía un bar y máquinas tragamonedas.

Para esta emergencia fue necesaria la colaboración de bomberos de Pavas, la estación central, barrio México y Coronado.

Una casa y una iglesia cristiana que estaban al lado de la cuartería quedaron dañadas.

Este domingo el OIJ irá de nuevo a la cuartería con la Unidad Canina.

Al lado de la cuartería hay una iglesia cristiana en la que vendían ropa que resultó con daños. Foto: Cortesía para LT
Al lado de la cuartería hay una iglesia cristiana en la que vendían ropa que resultó con daños. Foto: Cortesía para LT