Por: Alejandra Portuguez Morales.  13 marzo
Los agentes allanaron unas 10 viviendas. Fotos: OIJ
Los agentes allanaron unas 10 viviendas. Fotos: OIJ

Darle cacería a una violenta banda narco, resolver tres tentativas de homicidios y dos asesinatos, fueron las razones por las que el OIJ allanó al menos 10 viviendas en Cieneguita de Limón.

Este operativo fue llamado por el grupo de investigadores como "Ciudad Pecado". Las autoridades hicieron los allanamientos a las 4 a.m. de este martes 13 de marzo.

Wálter Espinoza, director del OIJ, catalogó a esta organización como muy agresiva y que se dedicaba a vender diferentes tipos de drogas, como marihuana.

"Esta organización, además de realizar actividades violentas contra la vida, también comercializa drogas en el centro de la provincia", explicó Espinoza.

Las autoridades dijeron que este grupo estaba en proceso de crecimiento y por eso debían frenarlo lo antes posible.

Las autoridades encontraron armas de diferentes calibres. Fotos: OIJ
Las autoridades encontraron armas de diferentes calibres. Fotos: OIJ
Violentos

Las tentativas de homicidios por las que se investiga a esta organización ocurrieron en diciembre del 2017 y fueron contra tres hombres que fueron atacados en Limón centro.

También se les investiga por el homicidio de Brineth Picado. El director del OIJ afirmó que esta mujer estaba celebrando su cumpleaños en la casa cuando los ocupantes de un carro pasaron disparando e hirieron a la víctima, en apariencia los tiros buscaban impactar a la pareja de Picado.

El segundo crimen por el que se les sigue fue contra Arley Castañeda López, de 25 años, a él lo asesinaron de varios balazos el 5 de febrero anterior en Corales 3 de Limón.

Los integrantes de la organización fueron catalogados como muy violentos. Fotos: OIJ
Los integrantes de la organización fueron catalogados como muy violentos. Fotos: OIJ

Las autoridades identificaron a uno de los líderes con el apellido Picado, quien operaba en Cieneguita, desde donde, se supone, traficaba y vendía. Este hombre conseguía las drogas en alta mar y hasta recogía la que estaba tirada en el mar.

A Picado y a los demás integrantes les decomisaron marihuana, crack, armas de fuego y unos ¢4 millones en efectivo.