Adrían Galeano Calvo.13 noviembre

Taxista agarra a golpes a un oficial de la Fuerza Pública en El Roble de Alajuela

Un oficial de la Fuerza Pública se ganó muchas críticas por aguantarle la malacrianza a un taxista tapis, de apellidos Morales Badilla, que hasta lo agredió, pues muchos aseguraron que pudo hacer más para frenar al vivazo.

Sin embargo, el uniformado habría actuado de esa forma por un buen motivo: evitar que se armara una bronca en la cual un niño habría salido lastimado.

El hecho ocurrió la tarde de este martes en El Roble de Alajuela, cuando Morales, de 56 años, intentó darse a la fuga ante la señal de alto hecha por el oficial, cuya identidad no trascendió.

El caso se hizo viral gracias a un video que circula en redes sociales. Ahí se ve como Morales se le fue encima al policía y lo tiró al suelo, mientras el uniformado solo trataba de contenerlo, sosteniéndolo con un brazo.

Cindy Flores, jefa de la delegación policial de Alajuela, sector sur, indicó que el oficial actuó de forma correcta y apegado al protocolo.

“El compañero lo que hace es abordar al señor, que aparenta ser un adulto mayor, y por ese motivo él usa la fuerza correspondiente para tampoco lastimarlo”, indicó.

Flores añadió que muchas personas no tomaron en cuenta que en ese momento varios niños estaban saliendo de la escuela, por lo que estaban muy cerca de donde se armó el zafarrancho.

“El policía usó la fuerza necesaria en ese momento, es evidente que un señor en ese estado no va a entender”, dijo Cindy Flores, jefa policial.
El taxista fue dejado en libertad sin medidas cautalares. Foto: Captura de video
El taxista fue dejado en libertad sin medidas cautalares. Foto: Captura de video

“En el video se alcanza a ver a un niño de unos diez años que está en medio del problema, si el compañero hubiera usado más fuerza y el sujeto se pone más es agresivo es posible que ese niño hubiera resultado golpeado”, añadió.

No estaba solo

Otra crítica que surgió a raíz del video es que muchos dijeron que al policía se lo sopapearon porque andaba solo, pero Flores desmintió esa versión.

El uniformado andaba con otra compañera, pero ella se quedó custodiando el taxi que Morales dejó botado al huir, para que nadie lo moviera, mientras que el oficial tuvo que darle persecución hasta el lugar donde se dio el enfrentamiento.

“El señor quería subirse de nuevo al taxi, pero ellos no se lo permitieron porque significaba poner en riesgo la vida de otras personas”, comentó Flores.

Le salió barato

El zafarrancho le salió baratísimo a Morales, quien no pasó ni un día encerrado por la torta que se jaló.

Ante una consulta hecha por La Teja, el Ministerio Público confirmó que el taxista fue dejado en libertad sin medidas cautelares, debido a que el juez que vio el caso determinó que no había peligro de fuga.

Además indicaron que el malcriado solo es investigado como sospechoso por el delito de conducción temeraria y no por irrespeto a la autoridad, pese a lo que le hizo al oficial.