Adrían Galeano Calvo.13 diciembre, 2019
Jeffrey Múñoz trabaja como tráfico en Limón desde hace 4 años. Foto cortesía.
Jeffrey Múñoz trabaja como tráfico en Limón desde hace 4 años. Foto cortesía.

Mientras el tráfico Jeffrey Múñoz Miranda era “paseado” sobre la tapa del carro de un desalmado, solo podía pensar en salir con vida de esa situación para regresar al lado de su bebita recién nacida.

El paseo de pesadilla se extendió por más de 500 metros, pero afortunadamente todo salió bien para el uniformado, pues solo sufrió golpes leves y el irresponsable conductor fue detenido en el lugar.

“Fueron momentos angustiantes, en lo que pensé fue en mi niña de mes y cinco días de nacida. Yo iba pensando que si él frenaba de bombazo yo iba a caer en la calle y el carro me podía pasar por encima”, dijo Múñoz de 37 años.

El hecho ocurrió la mañana del miércoles pasado en La Colina de Limón, cuando el oficial y uno de su compañeros realizaban un control de carretera.

A lo lejos los uniformados vieron un carro que es conocido en la zona por dedicarse al transporte ilegal de personas y que venía lleno de pasajeros, por lo que le hicieron señas al conductor para que se orillara.

Tráfico es "paseado" sobre tapa de carro en Limón

“El conductor me dice ‘oficial ya lo voy a bajar, no me baje las placas’, pero al pedirle la licencia me dijo que no tenía, por lo que le indico que tengo que proceder con las placas del vehículo”, recordó Muñoz.

El tráfico contó que él se puso delante del carro y se agachó para quitarle la placa, pero en ese momento el conductor, de apellido Bermúdez, aceleró y le echó el carro encima.

“Al acelerar me golpeó la pierna izquierda, yo le dije que apagara el carro y se bajara, pero lo que hizo fue acelerar de nuevo y me levantó. Lo que hice fue recostarme sobre la tapa del motor y agarrarme con todas mis fuerzas de las escobillas”, detalló.

Durante el recorrido Múñoz le gritó al conductor que se detuviera, pero el irresponsable le respondió con señas que se tirara del carro, mientras iba zigzagueando con la supuesta intención de botarlo.

El conductor sospechoso quedó detenido y sin carro. Foto cortesía.
El conductor sospechoso quedó detenido y sin carro. Foto cortesía.

“Yo volteaba la cabeza y veía otros carros y motos, él los adelantó y ya luego de quinientos metros optó por parar. Yo me llené de rabia y la reacción mía fue desenfundar la pistola y apuntarle a la tapa del carro, cuando se bajó vi que no tenía nada en las manos y guarde el arma”, recordó.

Según el oficial, el conductor de 18 años le pidió perdón y le dijo que lo iba a llevar a un médico, a lo que Múñoz le dijo que las cosas no eran así y que ahora iba a tener que afrontar un proceso judicial.

El sospechoso fue pasado a la Fiscalía, en donde se le abrió una causa por tentativa de homicidio, además le recetaron una multa de ¢107 mil por tener licencia y se le decomisó el carro.

El uniformado dijo que pese a este susto el seguirá cumpliendo su trabajo y haciendo respetar la ley.