Redacción.9 agosto

Dos hombres usaban el timo del “gato enfermo” para asaltar clínicas veterinarias.

Los vivazos llegaban con el animal en brazos a ese tipo de locales y pedía atención médica para la mascota, pero, de pronto, sacaban una pistola, asaltaba a los clientes y dependientes del negocio y luego rebuscaban entre los medicamentos para llevarse uno llamado ketamina, apetecido por los drogadictos pues tiene efectos alucinógenos y sedantes.

Así, en cuestión de una semana, robaron en dos locales, uno en Paso Ancho de San Sebastián y el otro en Desamparados de San José, de donde se llevaron 72 frascos de esa droga que se suele vender ilegalmente, dado que solo se adquiere por medio de receta médica. En las veterinarias las utilizan para sedar a los animales durante un tratamiento o cirugías.

Marco Carrión, jefe de la Sección de Asaltos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), dijo que ellos lograron identificar a uno de los sujetos, de apellido Sardí, de 31 años, quien le daba las cosas robadas a una ‘socia’ de 19 años para que ella las vendiera.

Los maleantes están relacionados con al menos dos asaltos ocurridos el 30 de junio y el 7 de julio de este año.

Sardí y la mujer que le ayuda a vender lo robado fueron detenidos este jueves en dos allanamientos. Él cayó en el barrio Maria Reina de Hatillo y la joven en Sagrada Familia.

En la vivienda del presunto ladrón los oficiales encontraron municiones para pistolas calibre 9 y 45 milímetros.