Silvia Coto.8 noviembre

(Video) OIJ identifica a mujer que apareció desmembrada en Escazú

El OIJ logró identificar a la mujer cuyos restos fueron hallados en Bebedero de Escazú la tarde del miércoles poco después de que una perra paseara por el barrio con el brazo izquierdo, que tenía varios tatuajes.

Esos tatuajes fueron clave para saber que la víctima era Stephannye Paola Castro Mora, de 28 años y quien había trabajado como guarda privada. Ella era de Pérez Zeledón.

Cuando se vio lo que llevaba la perra, algunos vecinos llamaron de inmediato a las autoridades, que empezaron a buscar al animal, pero no lograron hallarlo en el momento, pero poco después dieron con el peludito dentro de un charral, por lo que siguieron buscando y encontraron otras partes del cuerpo.

La Policía trabajó el miércoles hasta tarde buscando partes del cuerpo. Fotografia: John Durán
La Policía trabajó el miércoles hasta tarde buscando partes del cuerpo. Fotografia: John Durán

Las autoridades lograron identificar a Stephannye porque el brazo que la perra andaba tenía tatuajes, entre ellos un ancla con nombres y en los dedos tenía algunos con forma de corazón y otros que ya estaban poco visibles por el estado en el que estaban los restos. Además tenía otros tatuajes en el tronco.

En el perfil de Facebook de Stephannye se ve que tenía bastantes tatuajes.

El director del OIJ, Wálter Espinoza, comentó que la mujer no contaba con antecedentes penales y que pese a tener de tres a cuatro días de haber sido asesinada no había denuncia de desaparición.

Los agentes hicieron una búsqueda detallada la tarde del miércoles en la zona donde encontraron el brazo para tratar de completar el cuerpo. Localizaron el tronco y las piernas, que habían sido cortadas con algún tipo de herramienta especial, según explicó Espinoza.

Stephannye Paola Castro Mora de 28 años. Foto: Tomada de Facebook
Stephannye Paola Castro Mora de 28 años. Foto: Tomada de Facebook

Este jueves localizaron el cráneo, que presentaba un golpe en la parte trasera y, al parecer, había sido mordido por animales.

“La presencia de animales ha complicado las pesquisas", dijo Espinoza.

Las autoridades todavía están buscando el brazo derecho de la mujer.

Los restos de la mujer fueron hallados en un charral. Fotografia: John Durán
Los restos de la mujer fueron hallados en un charral. Fotografia: John Durán

El OIJ sospecha que Castro fue asesinada en otro lugar y que los restos fueron tirados en Bebedero, específicamente en un lugar utilizado como mirador.

Freddy Guillén de la Policía Municipal de Escazú comentó que es la primera vez que se da un hallazgo en esa zona, además que el lugar es muy desolado, aunque si sube gente con frecuencia a realizar caminatas.

La muchacha tenía mucho tiempo de vivir en el centro de San José.