Alejandra Portuguez Morales.1 abril

Un viejito identificado como Enrique Ruiz Obando, de 74 años, y su hijo Daniel Enrique Ruiz Salazar, de 28, luchan por sus vidas luego de que recibieran varios balazos en la puerta de la casa en la que viven.

De acuerdo con la versión que maneja el OIJ a Daniel lo llegó a buscar un hombre que vestía ropa oscura y un casco negro, al parecer, tuvieron un pleito y de inmediato se escucharon varios tiros. Don Enrique salió corriendo a ver que era lo que pasaba y también resultó herido en la mandívula y en la pierna derecha.

El agresor salió corriendo, padre e hijo fueron llevados de emergencia al hospital de Guápiles.

Las autoridades afirmaron que Daniel tiene antecedentes por robo agravado, mientras que el papá está limpio.

Este ataque ocurrió 50 metros al sur del supermercado Granero en Jacaré de Sarapiquí, este domingo a las 11:05 de la noche.

Un hombre de apellido Pérez llegó hasta la delegación policial de La Unión de Guápiles en la que se entregó debido a la balacera. Foto: MSP
Un hombre de apellido Pérez llegó hasta la delegación policial de La Unión de Guápiles en la que se entregó debido a la balacera. Foto: MSP

Una hora después, un hombre de apellidos Pérez Salas, de 36 años, llegó hasta la delegación policial de La Unión de Guápiles y dijo que lo estaban relacionando con la balacera, por lo que se ponía a la orden de las autoridades, él llegó en un carro que quedó decomisado para ser inspeccionado.

Pérez no tiene antecedentes y los investigadores judiciales señalan que el caso se debe a problemas personales; sin embargo no dieron más detalles.

En el lugar quedaron varios casquillos de 9 milímetros.

Sandra Salazar, de 70 años esposa y madre de los heridos dijo por teléfono que ella estaba acostada cuando escuchó los disparos, aseguró que resultó ilesa, además mencionó que tiene cáncer en un seno y prefirió no referirse más.