Adrían Galeano Calvo.13 enero
Los voluntarios se pusieron las pilas para buscar la forma de proteger los árboles. Foto Daniel Dinarte
Los voluntarios se pusieron las pilas para buscar la forma de proteger los árboles. Foto Daniel Dinarte

Con el propósito de ponerle fin a las quemas provocadas dentro del terreno del proyecto forestal Bosque de la marimba, un grupo de voluntarios decidió ayudar a chapear toda la maleza que se encuentra cerca de los árboles que serán usados para la construcción de este tradicional instrumento musical.

Esta iniciativa, que fue creada por el profesor de música Randy Juárez y es respaldada por la junta directiva del Liceo de Santa Cruz, fue atacada dos veces en tan solo siete días, ya que un grupo de desalmados intentaron quemar los árboles. El primer ataque ocurrió el lunes pasado y el segundo, este viernes. pri. Más de 100 árboles fueron destruidos por las llamas.

Ante esta situación los miembros de la Fundación Bosque de la marimba, junto a un grupo de al menos diez voluntarios decidieron poner manos a la obra para adelantarse a un nuevo intentó de los maleantes.

“Este domingo miembros de la fundación y unos voluntarios que respondieron al llamado fuimos a realizar obras preventivas para que no sigan dañándonos los árboles más grandes, con incendios que han sido provocados por personas inescrupulosas”, dijo Daniel Dinarte, encargado de comunicación y miembro de la fundación Bosque de la marimba.

Con machete en mano y una motoguadaña, los voluntarios se pusieron a chapear desde las seis de la mañana y a hacer rondas en toda la propiedad. Además recortaron toda la maleza que esta alrededor de los arbolitos para que así las llamas no tengan forma de acercarse a estos.

Dinarte dio a conocer que este lunes irá junto a otro profesor a presentar una denuncia al OIJ, ya que aseguran que es imposible ignorar que no haya mano criminal en ambos ataques. Además se han metido a la propiedad a machetearle los árboles.