Rocío Sandí.2 enero

Los vuelos ambulancia hechos por el Servicio de Vigilancia Aérea permitieron salvar 371 vidas durante el año 2019.

El Ministerio de Seguridad Pública informó, por medio de un comunicado, que los pilotos realizaron 266 vuelos, algunos de ellos con varios pacientes.

Las autoridades detallaron que quienes recibieron ayuda clave fueron bebés recién nacidos, adultos mayores, mujeres embarazadas y hombres accidentados, entre otros.

Los oficiales del SVA trabajan en operativos pero también realizan labores humanitarias. Foto: MSP.
Los oficiales del SVA trabajan en operativos pero también realizan labores humanitarias. Foto: MSP.

Las aeronaves del Servicio de Vigilancia Aérea permiten que los pacientes viajen cómodos y seguros. Tienen capacidad para que en un solo avión vayan varias personas y hasta personal médico ya que en muchos casos la gravedad de los pacientes hace obligatorio que los acompañen especialistas.

En otras ocasiones se necesita que las personas viajen conectadas a máquinas, como en el caso de algunos recién nacidos que deben ir en incubadoras.

Según información del departamento de Operaciones Aeronáuticas del Servicio de Vigilancia Aérea, los lugares a los que se efectuaron los vuelos ambulancia fueron al Caribe, al Pacífico (central, norte y sur), Guápiles, Talamanca; Upala, Los Chiles y Quebrada Azul, en Alajuela; San Vito de Coto Brus, Quepos, Boca de Coronado, Palmar, Coto 47 y Golfito en Puntarenas; Nicoya y Liberia en Guanacaste. Hubo incluso un vuelo a Panamá.

Los pilotos del cuerpo policial hicieron 3.463 horas en el aire, que corresponden a 1.610 vuelos en labores de patrullaje, humanitarias, colaboración en megaoperativos y otro tipo de trabajos policiales.