El técnico de Alajuelense, Benito Floro, aclaró este viernes que llegó a la Liga para ganar títulos y devolverle el brillo a la institución y para llenarse las bolsas de plata como muchos aseguran.

En una conferencia de prensa en la que no aceptó preguntas, el español reveló algunos datos, como que tiene cinco meses sin cobrar salarios con el fin de que la institución invierta esos dineros en contratar jugadores y piensa cumplir su contrato.

El entrenador llegó con una cara de muy pocos amigos, no aceptó preguntas y habló por 15 minutos. Foto: Rafael Murillo.
El entrenador llegó con una cara de muy pocos amigos, no aceptó preguntas y habló por 15 minutos. Foto: Rafael Murillo.

A Floro le pareció desagradable que se filtraran las cifras sobre cuánto gana y cómo negoció su contrato. Lo definió como una falta de ética de quien lo haya dado a conocer a la prensa. Para la tarde la mayoría de medios tenían una copia del contrato.

"No estoy acá para hacerme de dinero, no he cobrado en cinco meses para contratar extranjeros, los liguistas no deben caer en esos juegos, la directiva está haciendo un gran esfuerzo para salir adelante dentro del presupuesto económico", aclaró Floro.

Según el contrato del español con la Liga, si se le despidiera en este momento habría que pagarle unos ¢460 millones ($800.000), que equivalen a los 28 meses restantes que le quedan de su contrato de tres años (36 meses). 

"Yo jamás he utilizado ninguna cláusula, Benito en el caso de rescindir el contrato negocia y lo hago porque me enseñaron que es de bien nacidos ser agradecido. Todo el que quiera utilizar esa cláusula es para meter miedo, no crean eso", comentó el entrenador.

Benito Floro se reunió con la directiva eriza después de la conferencia. Foto: Rafael Murillo.
Benito Floro se reunió con la directiva eriza después de la conferencia. Foto: Rafael Murillo.

A pesar de esas palabras, el entrenador hizo un cobro similar en el 2009 al Barcelona de Ecuador cuando lo despidieron después de cinco meses de brete. Al final los acusó con FIFA y le acabaron pagando ¢383 millones ($600 mil).

El entrenador dice que no quiere un equipo endeudado que pase a manos de inversionistas, sino que permanezca las manos de sus socios.

Benito defendió su labor y explicó que desde que fue nombrado ha trabajado para que el equipo tenga un línea similar en todas sus divisiones y ha apoyado mucho a los entrenadores ticos de ligas menores y a sus asistentes, Wílmer López y Mauricio Montero.

Además hizo un llamado a la afición manuda a que no crea "cuentos" ni "rumores" y los acompañe este domingo cuando se enfrenten al Herediano en el Morera Soto.

"Tienen un entrenador que va a muerte con los jugadores y la directiva, nunca duden eso, que tomen nota, vean los juegos, apoyen y seamos uno", agregó.

Un platal 
Este viernes se filtró el contrato del técnico que revela que en su primer año gana más de ¢14 melones al mes ($25.000); en el segundo año ¢15 melones ($27 mil) por mes y en el tercer año ¢16 melones ($29 mil) por mes.
Los premios
El contrato de Floro tiene un jugoso plan de premios: ¢11 melones ($20 mil) por cada torneo en el que salga campeón nacional. 
Los premios por los torneos internacionales son los más grandes, aunque ya los perdiera. ¢17 millones ($30 mil) por ganar la Liga Concacaf, ¢11 millones por cada ronda que gane en el torneo principal de Concacaf y el más importante de ¢43 millones si llegaba a la final del principal torneo regional.