El presentador sufrió fuerte accidente entrenando para la Ruta de los Conquistadores

Por: Silvia Núñez 12 septiembre
El presentador contó que durante toda la gala de Dancing with the stars pasó con mucho dolor, pero trató de disimular frente a las cámaras. Cortesía
El presentador contó que durante toda la gala de Dancing with the stars pasó con mucho dolor, pero trató de disimular frente a las cámaras. Cortesía

El pasado domingo Bismarck Méndez debutó como el nuevo presentador de Dancing with the stars en su cuarta temporada y lo que muy pocos saben es que por dentro andaba todo adolorido por el fuerte chollón que se llevó andando en bicicleta.

El presentador de De boca en boca, de canal 7, tiene cuatro meses de estar entrenando fuerte para participar en la competencia de la Ruta de los Conquistadores, que se realizará el próximo 2 de noviembre y cuyo recorrido son casi 400 kilómetros.

Según contó el limonense, ha sido la embarcada más dolorosa de su vida, pero una de las que más a disfrutado porque nunca antes había hecho ciclismo de montaña.

"Román Urbina, el organizador de la carrera, nos retó a Jaime Sibaja (de Telenoticias), a Warner Rojas (escalador) y a mi a hacer la competencia este año. Ellos buscan gente del medio que nunca habían hecho bicicleta pero que sean deportistas para retarlos. Esta es una de las cinco carreras más duras en el mundo del montainbike y la verdad, no sabía en lo que me estaba metiendo al aceptar", dijo entre risas.

Chollón y medio

El sábado anterior, Bismarck se fue con sus entrenadores Román Urbina y Carlos Salazar, así como con otros ciclistas, a recorrer la primera etapa de la carrera en Rancho Redondo, en Goicoechea.

Luego de más de una hora de estar volando pedal, al presentador le dio por adelantar al pelotón, cuando iban por Picagres, pero su gran hazaña en lugar de llevarlo a la gloria lo llevó directo al suelo.

Así quedó Bismarck después del costalazo que se llevó el sábado anterior. Cortesía B. Méndez
Así quedó Bismarck después del costalazo que se llevó el sábado anterior. Cortesía B. Méndez

"Me llevé el raspón de mi vida, no me partí en dos porque Dios es muy grande. Íbamos bajando y yo por ponerme a jugar de vivo, me dio por pasarle al profe Román y no vi que más adelante el asfalto tenía como piedrillas. La empecé a ver fea y vi que a un lado había alambres de púas y me tiré contra la calle, no tenía otra opción", mencionó.

Méndez sufrió un raspón en el hombro izquierdo y en la espalda y luego que le lavaran las heridas con agua y le echaran pomada siguió cleteando, pues aún les faltaba 20 kilómetros de recorrido.

"Para mí fue como una enseñanza de vida, por más dolorosa que sea la caída hay que levantarse y seguir adelante. Claro, todavía me sigo acordando del costalazo", dijo el famoso Patacón.

Duro reto 

Bismarck aclaró que él siempre ha sido un hombre de retos en su vida, pero que nunca antes le había tocado enfrentar uno tan fuerte como éste porque hasta ha tenido que hacer varios cambios en su rutina diaria para cumplirlo.

El presentador debe entrenar tres veces por semana, principalmente los sábados y domingos, lo que ha significado que vea muy poco a su esposa Guiselle Espinoza y a su hija Luciana.

Cada entrenamiento dura mínimo cinco horas por lo que, ha tenido que jugársela para que el cuerpo aguante el ritmo.

Según contó, una de las rutas más duras hasta ahora fue en Turrialba, cuando le tocó volar pedal por 9 horas sin parar porque la idea de los entrenamientos es que vaya conociendo los lugares por donde pasará la competencia.

Eso sí, lo que más rescata de esta prueba es que ha podido conocer muchos rincones hermosos del país que nunca antes había visitado.

Muy motivado
Ahora los sábados y domingos el presentador se la pasa cleteando por diferentes zonas del país. Cortesía Bismarck Méndez
Ahora los sábados y domingos el presentador se la pasa cleteando por diferentes zonas del país. Cortesía Bismarck Méndez

La Ruta de los Conquistadores se realizará del 2 al 4 de noviembre, arranca en Jacó y termina en Limón.

Méndez mencionó que, aunque muchos de sus amigos le dicen que está loco al aceptar este reto, él se siente muy motivado y espera llegar a la meta aunque sea molido.

De embarcar a alguno de sus compañeros del canal para la competencia del otro año dice que sería a Mauricio Hoffman, porque es al que más pinta le ve para subirse a la bicicleta.