Mi esposo y yo venimos de un divorcio y nos llevamos muy bien. Mi exesposo es un hombre muy respetuoso y se lleva muy bien con mi actual pareja, pero la exesposa de mi esposo es muy complicada y nos pasa haciendo problemas por todo. Por ejemplo, si los chiquitos de él están un fin de semana con nosotros y se resfrían me culpa a mí, si salen mal en los exámenes también. Todo el tiempo pasa haciendo comentarios negativos, incluso en redes sociales. Esto me molesta, nosotros tratamos de no darle pelota y mi esposo me da mi lugar, pero es cansado.

1. Comprendo su situación, es muy difícil mantener un rango de tolerancia cuando los comentarios negativos van y vienen sin fundamento. Lo complicado de esto es que no hay opciones de diálogo abierto y sincero, cuando alguien asume una posición tan irracional.

2. Creo que en tanto pueda disfrutar a los hijos de su esposo y tenga una buena relación con ellos, deberá prestarle poca atención a ese tipo de ruidos.

3. Lo ideal es sentarse y llegar a acuerdos, pero cuando esta situación no se da, porque la otra persona no quiere colaborar,  lo recomendable es tomar distancia o  hacer caso omiso. Hay ocasiones en que huir de un tema es un acto de profunda sabiduría emocional.

4. Comprendo su enojo, así como la frustración de su esposo y la suya, porque sé que no es sencillo, pero esto es algo que está fuera de su control, amargarse la vida por una persona que está manejando mal este proceso no tiene sentido, más aún cuando su esposo le da su lugar.

5. Evalúen si existe la posibilidad de sentarse hablar, pero si no es así deben aprender a omitir y evadir para no dejar que esto se filtre en su vida familiar. Es un reto importantísimo para usted y su esposo. Lo esencial es tener bajo su techo un clima sereno y tranquilo.