¡Bien breteado!

¡Qué ejemplo! Paciente en silla de ruedas “teje sueños” para salir adelante

Esta valiente sufrió dos serios accidentes, pero eso no la detuvo

Escuchar este artículo

¿Quién dijo que una lesión medular es el final de la vida?

Claudia Corrales Solís, expaciente del Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare), sufrió un atropello a los 15 años. En el 2010 sufrió otro accidente, se cayó de una moto y las lesiones fueron mucho más graves, la dejaron postrada en una cama por tres años. Sin embargo, esta luchadora no se dio por vencida y ahora hasta es emprendedora.

Ella vivía en Pérez Zeledón y necesitaba un reemplazo de cadera, pero allá no sería posible, entonces se vino para San José y entre el hospital San Juan de Dios y el Cenare coordinaron todo y le hicieron la operación.

“En el Cenare me ayudaron muchísimo y con la terapia que me dieron puedo caminar un poquito con la ayuda de un bastón. Ahorita estoy como con un recaída de salud, pero estoy tratando de reponerme para caminar de nuevo”, relató.

Claudia cuenta que su mamá tuvo mucho que ver con la creación de su emprendimiento.

“Como una semana antes de que mi mamá muriera, me preguntó si quería aprender a tejer y yo le dije que si, me enseñó a hacer el punto bajo y el punto alto, después ella murió y como cuatro años después. un día que me estaba revolcando del dolor en la cama y pensaba que me iba a volver loca, pensé ‘tengo que ponerme a hacer algo’ y empecé a tejer”.

“Empecé mi proyecto en el 2018, primero tejiendo y aprendiendo poco a poco. Ya en el 2019 nació como un emprendimiento, mis amistades y conocidos me buscaban para que les hiciera cositas. El tejer y hacer bisutería me cambió la vida: me hace sentirme útil, empoderada siento que estoy tejiendo mis sueños”, afirma esta joven vecina de Pérez Zeledón.

La paciente dice que aunque los médicos son claros con ella y le dicen que por la enfermedad degenerativa que tiene algún día sus piernas y sus manos ya no funcionarán, ella sigue adelante.

“Tengo un lema que se llama ‘yo tejeré mil sueños’ y hasta que Dios me de vida y hasta que mis manitas funcionen, voy a seguir tejiendo sueños.

El mensaje de Claudia se dio este 5 de setiembre como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Lesión Medular y es muy claro: seguir luchando por los sueños ya que la peor limitación es la mental, no la física. Y si no se puede hacer de una manera, hay que intentar hacerlo de otra y así seguir tejiendo sueños día con día.

A través de distintas actividades como baile, la feria de emprendedores y muestras de deporte adaptado se hizo un llamado a la población de que a pesar de las dificultades es posible salir adelante.

Tenis, Básquetbol y Esgrima fueron parte de los deportes adaptados que también dijeron presente en este día conmemorativo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.