¡Bien breteado!

Video: Jóvenes hermanas abren delicioso negocio después de no tener qué comer

Mezclan la cultura salvadoreña, nicaragüense y tica en sus platillos

Escuchar este artículo

Hay un dicho que dice “el que quiere, puede” y bien podría aplicar para estas hermanas tibaseñas que, a su corta edad, ya tienen casi dos años de tener un exitoso y sabroso negocio de tortillas.

Julia Velázquez Martínez, de 19 años, y Milena, de 17, son dos jóvenes hermanas que pasaron pruebas muy duras hace cinco años, porque sus padres se enfermaron y por eso hubo días en los que no tenían ni para comer y estuvieron a punto de echarlas de su casa.

Hoy ellas no solo valoran lo que tienen, sino que viven agradecidas con quien les tendió la mano cuando más lo necesitaron y procuran retribuir esa ayuda con quienes menos tienen y, por eso, cada 28 de mes, día de San Judas Tadeo, se van a algún cruce de semáforos o comunidad en busca de quienes no tengan un gallito para comer y comparten con ellos las bendiciones que Dios les ha dado.

“La idea fue de mi mamá, quien fue vendedora ambulante por muchos años y a mi hermana y a mí nos pareció muy buena la idea, por lo que vamos las tres y repartimos desayuno con fresco. Un tiempo no tuvimos qué comer, solo comíamos pan y frijoles y sufrimos mucho”, recordó Milena.

Fue el 15 de diciembre del 2020, en plena pandemia, cuando estas hermanas se lanzaron a una aventura comercial que ni su madre tenía fe de que pegaría, pero ellas, en especial Milena, la menor, quien apenas tenía 15 años para ese entonces, estaba convencida de que tendrían éxito y no se equivocó.

Doña Carolina Martínez, mamá de las dos muchachitas, dice que al inicio temió que no les fuera bien.

“Mi temor era porque el costarricense no está acostumbrado a comer tortillas y el arte, creatividad e innovación que ponen sobre cada tortilla de queso, podrían no verlo con buenos ojos. Ellas fusionaron los tres países El Salvador (por su padre), Nicaragua (por su madre) y Costa Rica (por ellas) y crearon la mezcla con la que las preparamos”, contó Martínez.

Actualmente, muy cerca de cumplir los dos años de operación, se han ganado el corazón y el estómago de los clientes a puro esfuerzo y sacrificio y ya hasta les han pedido vender las franquicias, para abrir más restaurantes en otros rincones del país, propuesta que están considerando seriamente.

Originalidad

Dos hermanas tortillería y más es el nombre del negocio que le pusieron estas jóvenes, con la orientación y ayuda de su tío Luis Martínez y que pudieron abrir gracias al empujoncito que les dio su abuelo paterno al morir. El señor falleció en El Salvador y les dejó una platita.

Julia estudió Administración de Alimentos y Bebidas, Recursos Humanos y actualmente estudia Gastronomía, mientras que Milena está cursando Contabilidad y Finanzas en un colegio técnico.

“Mi hermana y yo queríamos algo más céntrico para que la gente pudiera conocerlo, por eso lo abrimos aquí (25 metros este de la McDonalds de Tibás)”, explicó Milena.

El local tiene plasmado la originalidad de ambas en su interior, donde las mesas fueron hechas con madera reciclada y lijada y barnizada por ellas mismas, lo que además de reducir costos, cuida el planeta, otro de los valores que tienen las empunchadas hermanas.

En sus paredes comparten frases inspiradoras que van cambiando cada cierto tiempo.

“Reciclamos el aceite quemado para que no contamine, no usamos pajillas plásticas, los frescos son sin azúcar, y somos pet friendly (aceptan mascotas)”, contó Milena.

Hoy cuentan con un amplio menú, pero hay dos tortillas muy particulares que nombraron por ellas como la “Gordita”, por Mile y la “Flaquita”, por Julia, e incorporaron los tradicionales casados para los que les haga falta el arroz y los frijoles. Y lo más reciente son los “elotes locos” de El Salvador, con combinaciones dulces y saladas.

Ellas son dos jóvenes enfocadas en salir adelante y no les importa perderse una fiesta, aseguran que no les hace falta, prefieren compartir con sus amigas en un ambiente más sano.

Quieren contactarlo

La familia está muy agradecida con un señor llamado Jairo Rojas, por el apoyo que le dio en sus momentos más difíciles, incluso regalándoles un par de zapatos para ir al colegio a cada una y con comida, es por eso que desean contactarlo. Solo saben que es de Alajuela, y que vive cerca del estadio Alejandro Morera Soto.

Abren de lunes a domingo de 7 a. m. a 9 p. m. y está ubicada en Tibás, sobre la carretera principal a La Florida, 25 metros este del McDonalds.

Las encuentran en Facebook como Dos Hermanas tortillería & más Instagram Dos Hermanas_hermanasCR y Tik tok Dos Hermanas tortillería y más

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.