Karol Espinoza.18 noviembre
Al mejor estilo del Chavo, Ronítal intentaba ver qué pateaba para sacar su frustración. Rafael Pacheco
Al mejor estilo del Chavo, Ronítal intentaba ver qué pateaba para sacar su frustración. Rafael Pacheco

En su cuarto partido al frente de la selección nacional, el técnico Rónald González perdió la paciencia y la paz en la mejenga empatada a un gol contra Haití el domingo, en el estadio Ricardo Saprissa.

Pese a que el marcador le permitió clasificar a los ticos a la fase final de la Liga de Naciones de la Concacaf, no quiere decir que todo fueron risas, al contrario, las fotos de Rónald lo dicen todo.

El exjugador y mundialista de Italia 90 se tomó la cabeza, pateó el suelo, se puso las manos en el rostro en señal de frustración y se movía por todo lado como nunca antes se había visto durante las dos veces que estuvo de forma interina en el banquillo patrio, ni ahora que llegó como técnico oficial, tras la renuncia de Gustavo Matosas, quien se aburrió de entrenar a la Sele.

No, no es que González se pusiera a hacer poses de yoga en pleno juego, es que el mal partido de la Nacional lo tenía chiva. Rafael Pacheco
No, no es que González se pusiera a hacer poses de yoga en pleno juego, es que el mal partido de la Nacional lo tenía chiva. Rafael Pacheco

La mejenga le generó tanto estrés a Ronítal que cuando llegó a la conferencia de prensa, interrumpió la pregunta que le hacía el periodista de Repretel Fabián Zumbado, quien le cuestionó que no se había conseguido el resultado.

Ante esto, González le respondió con otra pregunta: “¿Cómo que no se consiguió el resultado si se clasificó? Zumbado replicó de inmediato y le recordó que no se había ganado.

Luego Fabián terminó de hacer la pregunta y González se disculpó al aire con el florense por la forma en la que le habló.

El ocasiones parecía que González no quería ni ver lo que sucedía en el terreno de juego. Rafael Pacheco
El ocasiones parecía que González no quería ni ver lo que sucedía en el terreno de juego. Rafael Pacheco

Este lunes buscamos a Zumbado y contó que no cree que el técnico estuviera tenso, recordó que Rónald siempre ha sido una persona muy educada e, incluso, cuando llegó a la conferencia, estaba sonriente.

"Yo lo sentí normal, al menos en la conferencia de prensa en ningún momento lo sentí molesto o incómodo porque, incluso, antes del arranque estaba muerto de risa.

“Creo que en ese tema del resultado, él a lo que se refería es que se clasificó de primero.

"Evidentemente yo creo que para el grueso de la población, el empatar en casa contra Haití, no es sacar un resultado, pero durante la conferencia lo sentí normal. Él es supereducado y amable con la prensa y no lo sentí diferente. Creo que fue una reacción normal donde él estaba defendiendo la clasificación del equipo”, indicó el periodista.

¡Santísima, ¿en qué momento me metí en este broncón?!, parece decir el gesto del mundialista de Italia 90. Rafael Pacheco
¡Santísima, ¿en qué momento me metí en este broncón?!, parece decir el gesto del mundialista de Italia 90. Rafael Pacheco
“Yo no lo sentí tenso ni nada, creo que fue que de pronto quería defender la clasificación y el primer lugar. Yo consideraba que un empate ante Haití no es lo idóneo para la selección”, Fabián Zumbado, periodista de Repretel.
Los compañeros de banquillo mejor ni se movían. Rafael Pacheco,
Los compañeros de banquillo mejor ni se movían. Rafael Pacheco,
Más inquietos

En una entrevista con La Teja, el pasado 24 de octubre, González reconoció que el más intranquilo entre su persona y su asistente Mauricio Solís era él y vaya que eso quedó comprobado en las fotos que le hicieron este domingo, pues mientras Rónald se movía por todo lado y hacía señas, Solís y Douglas Sequeira, así como el preparador físico Erick Sánchez, permanecieron bien sentados en el banquillo.

No sabemos si se quedaron sentados porque estaban asustados por los gestos de Ronítal o porque ni Solís ni Douglas sabían cómo echarle una mano al técnico para mejorar el deficiente trabajo del equipo nacional.

Lo cierto es que ahora González tendrá chance para relajarse un poco e intentar mejorar la imagen del grupo, pues la Liga de Naciones volverá a tener acción hasta junio del 2020.

La cara y movimientos de González no son los de alguien que se aburre en una selección. Rafael Pacheco
La cara y movimientos de González no son los de alguien que se aburre en una selección. Rafael Pacheco
González ya no sabía ni qué gestos hacer para ver si los jugadores se metían en el juego. Rafael Pacheco
González ya no sabía ni qué gestos hacer para ver si los jugadores se metían en el juego. Rafael Pacheco
El entrenador no se cansaba de gritar, sin embargo, parece que sus pupilos nunca oyeron sus indicaciones. Rafael Pacheco
El entrenador no se cansaba de gritar, sin embargo, parece que sus pupilos nunca oyeron sus indicaciones. Rafael Pacheco
Ni cinco partidos tiene Ronital dirigiendo a la Sele y ya la tensión y críticas le llegaron. Rafael Pacheco
Ni cinco partidos tiene Ronital dirigiendo a la Sele y ya la tensión y críticas le llegaron. Rafael Pacheco
La cara de agüevazón de Rónald es la misma de la afición tica con la Sele y todo el mal trabajo de la Fedefutbol. Rafael Pacheco
La cara de agüevazón de Rónald es la misma de la afición tica con la Sele y todo el mal trabajo de la Fedefutbol. Rafael Pacheco
Cuando a usted le pregunten el significado de resignación muestra esta foto. Foto: Rafael Pacheco
Cuando a usted le pregunten el significado de resignación muestra esta foto. Foto: Rafael Pacheco
Ronítal parecía que se quería meter a marcar como en sus mejores tiempos. Foto: Rafael Pacheco
Ronítal parecía que se quería meter a marcar como en sus mejores tiempos. Foto: Rafael Pacheco
Los jugadores no dejaron de sorprender a Ronítal con su pobre desempeño. Foto: Rafael Pacheco
Los jugadores no dejaron de sorprender a Ronítal con su pobre desempeño. Foto: Rafael Pacheco
Al jugador que le pegó ese enjache de fijo no le fue nada bien en el camerino. Foto: Rafael Pacheco
Al jugador que le pegó ese enjache de fijo no le fue nada bien en el camerino. Foto: Rafael Pacheco