Andrés Mora.17 noviembre, 2019

Sin ser un derroche de virtudes y sufriendo más de la cuenta, Rónald González, técnico de la Tricolor, logró dejarse el primer lugar del grupo D de la Liga A de Naciones de la Concacaf al empatar este domingo 1-1 ante Haití, en el estadio Ricardo Saprissa.

Francisco Calvo es el golador de la era González. Foto: Rafael Pacheco
Francisco Calvo es el golador de la era González. Foto: Rafael Pacheco

En la Cueva se pasaron muy malos ratos, pero alcanzó para seguir entre las principales selecciones del área y es prácticamente un hecho que en junio del 2020, en las semifinales, se verá las caras con México. Esto se confirmará este martes cuando se completen las mejengas de la primera fase del torneo.

–¿Va a solicitar más tiempo de trabajo con los jugadores el próximo año?

¿Cómo no se ve el resultado? No se ganó, pero sí se clasificó en primer lugar. Ojalá si se pudiera, pero ya el calendario está hecho, podríamos hacer una solicitud para el próximo torneo, yo dije que nos gustaría gustar, ganar y golear, pero para nosotros es un triunfo porque se ganó el primer lugar del grupo y estamos en semifinales, intentaremos encontrar espacios para opacar esa serie de cositas que no nos gustaron.

–¿Qué tan distantes estamos de Estados Unidos, México y Honduras, los otros clasificados?

Yo creo que estamos como doce partidos atrás de ellos, si hacen una reseña cuando estuve interino, nombraron a Martino en México y a Coito en Honduras, y de esa fecha a hoy han pasado 20 partidos y he estado cuatro, hay un déficit de trabajo que nos llevan, pero esa distancia la podemos achicar tratando de solicitar microciclos.

“La actitud de estos jugadores es impresionante”, Rónald González.
Con esta Sele cualqueira se agarra de las mechas. Foto: Rafael Pacheco
Con esta Sele cualqueira se agarra de las mechas. Foto: Rafael Pacheco

–¿Qué balance hace al final de este 2019?

Del balance en global no voy a opinar, opino de lo que ha pasado en estos cuatro partidos conmigo. La actitud de estos jugadores es impresionante, esta semana ha sido dificilísima, pero se traduce en 90 minutos. Fue dura, desgastante, porque el viaje a Curazao fue un viaje muy largo. Estoy muy agradecido con ellos.

Cumplimos una meta que era estar en semifinales. Estoy rescatando la entrega y la voluntad, por lo menos hoy no me han dicho que al equipo no se le vieron ganas.