AFP .5 noviembre, 2018
Guillermo Barros Schelotto, técnico de Boca Juniors y Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate. Foto: AFP
Guillermo Barros Schelotto, técnico de Boca Juniors y Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate. Foto: AFP

La fiebre por una entrada para asistir a la superfinal histórica entre Boca y River por la Copa Libertadores ya se desató en Argentina, donde antes de comenzar la venta oficial se ofrecen boletos hasta cuarenta veces por encima de su precio regular.

Una platea en la Bombonera en el duelo de ida de la final se ofrece hasta por ¢1.900.000 o 118.000 pesos argentinos (unos 3.200 dólares). Por su parte un lugar en la banca popular del Monumental para asistir al partido decisivo parte desde los ¢830.000 o los 50.000 pesos (unos 1.350 dólares).

A modo de referencia en el partido entre Boca y Palmeiras por la clasificación a la final, el club ofreció plateas en la Bombonera a ¢55.000 o 732 pesos (unos 90 dólares) y las generales a unos seis rojos o 320 pesos (unos 8,50 dólares).

La venta de boletos está reservada a cada club y toda oferta por fuera de estos canales es ilegal. Sin embargo, abundan las ofertas en sitios de Internet. En principio los partidos se disputarán el 10 de noviembre en la Bombonera y el 24 en el Monumental.

Reuniones de última hora pueden definir modificaciones a los días fijados de los partidos por la Conmebol. La venta oficial para el primero de los partidos comienza este lunes por la tarde.

Según el cronograma establecido por Boca Juniors, hasta el miércoles la venta será exclusiva para abonados a las plateas y desde el jueves se ofrecerán las localidades generales. Los afortunados conseguirán acceder a una entrada sobrante recién el viernes.

En todos los casos las ventas se realizan por medios electrónicos y cada socio puede acceder como máximo a dos lugares.

Como los socios ‘xeneizes’ cuadruplican la capacidad del mítico estadio de Boca para unos 53.000 espectadores, el club suele establecer filtros para autorizar las compras como haber asistido a un mínimo de partidos en un lapso determinado.