AFP .26 septiembre, 2018

Al seleccionador alemán Joachim Löw le fue prohibida la entrada al campo de entrenamiento del Arsenal cuando deseaba encontrarse con su centrocampista Mesut Özil, quien abandonó la “Mannschaft” acusando a la federación de racismo, según afirman varios medios este miércoles.

Tendrá que darle más tiempo a su pupilo para que se le baje la molestia. EFE/Axel Heimken
Tendrá que darle más tiempo a su pupilo para que se le baje la molestia. EFE/Axel Heimken

Presentes en Londres el domingo y el lunes para un congreso de entrenadores organizado por la FIFA, Löw y el director de la selección Oliver Bierhoff aprovecharon para acudir a las instalaciones de los Gunners de y visitar a Özil, aunque se les impidió la entrada por orden del técnico del Arsenal Unai Emery, según el periódico alemán Bild.

"Nos habría gustado hablar con Mesut, pero tenemos que aceptar que en este momento él no quiere conversar con nosotros", reaccionó Bierhoff.

El agente del jugador, Erkut Sogut, declinó explicar las razones de esta negativa.

Löw confesó a principios de setiembre que había tratado de contactar a Özil en varias ocasiones, pero sin éxito.

El volante y su compañero Ilkay Gündogan, ambos de origen turco, se vieron envueltos en la polémica unas semanas antes del Mundial de Rusia, al mantener un encuentro con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y al publicarse una foto a su lado.

Esta es la famosa foto del pleito. Foto: Diario AS
Esta es la famosa foto del pleito. Foto: Diario AS

Ambos futbolistas se enfrentaron a numerosas críticas, y Özil anunció después del Mundial que dejaría la Mannschaft, al sentirse víctima de “racismo y faltas de respeto”.

A finales de agosto, el seleccionador alemán, Joachim Löw, rechazó toda idea de racismo en el seno de la selección.