Karol Espinoza.8 mayo

El fútbol no tiene memoria y eso lo sabe muy bien Cristian Oviedo, exvolante, asistente técnico y encargado de anotar el penal que le dio a Alajuelense su último campeonato, ante Herediano, en diciembre del 2013.

Oviedo se alista a tirar el penal que le la 29 a los manudos, hace casi cinco años y medio. Archivo
Oviedo se alista a tirar el penal que le la 29 a los manudos, hace casi cinco años y medio. Archivo

Antes, en el 2010, Cristian hizo lo mismo en otra final contra el Team.

Sin embargo, eso ya es historia y por segunda ocasión, en menos de seis meses, Oviedo escuchó al gerente deportivo español Agustín Lleida informarle que no está entre sus planes.

Cristian, de 40 años, está desde este miércoles desempleado, algo que también le ocurrió en diciembre pasado cuando Lleida lo fumigó de las ligas menores rojinegras.

“Preferimos buscar gente con otro perfil, se han incorporado otros tres o cuatro técnicos ticos. Buscamos que los mejores estén aquí con los jugadores”, contestó Lleida en aquella ocasión ante las salidas de Oviedo, Pablo Izaguirre y Erick Jiménez del club.

Debido a eso, el exgerente Javier Delgado lo reubicó en una área administrativa y cuando llegó Hernán Torres al cuerpo técnico en febrero, le pidió al exvolante como asistente.

Sin embargo, con la salida del técnico, era un hecho que Oviedo cantaría viajera, tal y como ocurrió.

–¿Le sorprendió su despido de la Liga?

–No me sorprendió porque ya me habían despedido de la liga menor un tiempo atrás. Con la salida de (Hernán) Torres, yo ya sabía que en cualquier momento me iban a llamar.

Cuando Lleida le confirmó a La Teja el despido de Oviedo, Erick Jiménez y Pablo Izaguirre de ligas menores, contestó lo siguiente: “Preferimos buscar gente con otro perfil, se han incorporado otros tres o cuatro técnicos ticos, es lo que buscamos con los jugadores, que los mejores estén aquí”. Archivo /Prensa Alajuelense
Cuando Lleida le confirmó a La Teja el despido de Oviedo, Erick Jiménez y Pablo Izaguirre de ligas menores, contestó lo siguiente: “Preferimos buscar gente con otro perfil, se han incorporado otros tres o cuatro técnicos ticos, es lo que buscamos con los jugadores, que los mejores estén aquí”. Archivo /Prensa Alajuelense

Hoy me reuní con el gerente deportivo y me dijo que no estaba en sus planes, así que ya sabía por dónde iba la cosa. La reunión no tardó ni de tres minutos.

–¿Cuántos años tenía en Alajuelense?

–Llegué en el 2005 como jugador y me retiré en el 2014. Desde el 2014 y hasta la fecha pertenecía a liga menor, fui asistente de Torres (2015 y 2019), de Javier Delgado, de Giacone y estuve con Benito cuando llegó. También con Farinha y Wílmer (en primera).

40 años tiene el exvolante Cristian Oviedo.

–¿Usted sabía que si Lleida llegaba a la gerencia deportiva era muy poco probable que usted siguiera?

–Sí, porque yo no era de su estilo de trabajo y no sé qué sucedió con él.

Sigue la limpia
El nombre de Oviedo se une al del preparador físico Johan Salas y los jugadores Allan Miranda, Porfirio López y Jake Beckford, quienes quedaron fuera de Alajuelense.

–¿En algún momento tuvo una diferencia con Lleida?

–No, nunca, siempre nos tratamos y nos llevamos bien. Cuando él llega a la Liga, yo era entrenador del alto rendimiento y fuimos campeones. Después agarré el equipo de la Segunda División.

La salida de Torres fue la firma para que Oviedo no siguiera en el equipo manudo. José Cordero.
La salida de Torres fue la firma para que Oviedo no siguiera en el equipo manudo. José Cordero.

–Hay quienes dicen que los exjugadores no dan la talla en estos puestos, que son muy vagos, ¿usted cree que es así?

–Yo siempre di lo mejor, es más, hay jugadores que han debutado en Primera y yo los tuve a mi cargo. Son muchos, pero no es solo mi labor, sino también la de Izaguirre, Wílmer y Chunche, todos hicimos un buen trabajo.

–De hecho, usted fue el que le dio el chance de debutar a Geancarlo Castro en febrero pasado, ante Pérez Zeledón y ahora él es el goleador del premundial sub-17.

–Yo lo debuté, él viene conmigo desde los 15 años y lo llevé al alto rendimiento, donde quedó campeón. También estuvimos juntos en la Segunda División y fue trabajado por nosotros.

–¿Cómo toma que usted, el jugador que le dio el último título a Alajuelense, esté ahora fuera de la institución?

–El fútbol no tiene memoria, uno sabe que en cualquier momento lo despiden. Le di mucho a la Liga y la Liga me dio mucho, estoy muy agradecido con la junta que siempre me apoyó. Esto es fútbol y uno sabe que en cualquier momento lo pueden despedir.

–¿Cómo ve los cambios que se están dando en Alajuelense con el nuevo gerente?

–Solo el tiempo lo dirá, hay que ver si hacen un buen trabajo. Ojalá les vaya bien. Solo el tiempo dirá si fue bueno o malo traer a personas de afuera.

–¿Habrá chance de verlo trabajando con don Hernán Torres en un equipo extranjero?

–Ojalá se nos dé, si me toma en cuenta lo voy a agradecer siempre, él me tiene mucha confianza y hay que ver qué sale, porque mi familia come y yo tengo que trabajar.

–¿Se va dar un descanso en estos días?

–Sí, voy a seguir en lo que me gusta, tengo una cancha de fútbol cinco y negocios que quiero poner.

–¿Qué debe mejorar en Alajuelense para que vuelvan los títulos de campeón?

–Debe seguirse un proceso, no estar quitando entrenadores a cada rato. No pueden haber cambios cada seis meses.