Sergio Alvarado.2 marzo, 2020
La fiesta a Marco Ureña en Picnic le salió bastante cara. Fotografía: Internet
La fiesta a Marco Ureña en Picnic le salió bastante cara. Fotografía: Internet

La fiesta que se pegó el sábado Marco Ureña en el festival Picnic, donde agentes de seguridad privada tuvieron que sacar al jugador de Alajuelense en hombros porque no podía hacerlo por su cuenta, le salió bien cara.

Mediante un comunicado de prensa, el club informó esta tarde que el jugador recibirá una sanción dado que los hechos mostrados en un video que circula en redes sociales no van acorde con la imagen y los valores de la institución.

“Este lunes por la mañana en una conversación entre el director deportivo Agustín Lleida y el jugador, se le comunicó al atacante que el club hará valer una de las cláusulas de su contrato y el reglamento disciplinario interno. Por esta razón se le aplicará un rebajo del 50% de su salario en el mes de marzo”, indica la nota.

La sanción le saldrá en varios millones al acosteño dado que es de los jugadores mejores pagados en el club.