Luis Quirós.23 marzo

Todos sabemos que Álvaro Saborío es un excelente goleador, pero demostró ser mucho mejor como jefe.

El delantero de San Carlos tiene empleados que le trabajan en la finca que tiene en San Carlos y aprovechó la entrevista con La Teja para prometerles que pueden estar tranquilos, pues no los despedirá en este momento tan complicado que vive el país por el coronavirus.

El goleador norteño también nos contó cómo va la lesión que lo sacó de las canchas desde el 15 de febrero.

Álvaro Saborío, espera que pronto se pueda volver a jugar en casa para celebrar con la afición norteña. Fotos de Diana Mendez
Álvaro Saborío, espera que pronto se pueda volver a jugar en casa para celebrar con la afición norteña. Fotos de Diana Mendez

-Imaginamos que el parón por el coronavirus le ha ayudado para su recuperación...

Primero quiero mencionar que espero en Dios que todos hagamos caso de lo que nos pide (el Ministerio de Salud) para poder salir adelante contra el coronavirus y segundo en cierta medida sí, porque aunque no es bueno que el fútbol esté parado, porque muchas personas viven de este deporte, pues a mí me permitirá terminar de recuperarme.

-¿Cómo es un día en este momento para usted?

Bueno, cuando se estaba construyendo mi casa hicimos una pequeña cancha y en ella es donde he estado trabajando estos días en lo que se refiere al trabajo físico, por supuesto que antes de que viniera el parón estaba trabajando al lado de mis compañeros, del cuerpo médico y gracias a Dios se había avanzado de gran forma. Ahora por ratos me pongo a jugar con mis hijos.

-¿Qué hace junto con su familia?

Hemos estado muy atentos a todo lo que se informa y en el caso de mis hijos, ellos ven las noticias, han ido aprendiendo mucho y cuando tienen dudas de algo lo preguntan y de una vez se lo aclaramos. También sacamos el tiempo necesario para que ellos puedan estar entretenidos y por dicha la pasan muy bien.

-¿Cómo va la finca?

En este tema de los negocios he visto que hay muchos negocios o empresas que están sufriendo en todo el mundo y por ello converso con amigos, entendiendo que hay pocas personas consumiendo, por ejemplo en este sector hay muchos hoteles con problemas, entonces hay que tener todo presente para ver cómo se le hace frente.

Antes de que se pararan las mejengas, Álvaro Saborío compartió una sesión de trabajo con su nuevo técnico, Carlos Restrepo. Fotografía: Prensa San Carlos
Antes de que se pararan las mejengas, Álvaro Saborío compartió una sesión de trabajo con su nuevo técnico, Carlos Restrepo. Fotografía: Prensa San Carlos

-¿Ya habló con sus empleados?

Por mi parte todo sigue normal, he mantenido a la gente que trabaja conmigo, todo se hace igual, hay que alimentar el ganado... Yo sigo siendo responsable por esas familias que trabajan aquí, conversamos siempre y todo lo que tengamos que hacer lo haremos con más cuidado de lo que siempre tenemos, pero repito, todo normal.

-¿Qué hará cuando regresen los partidos?

Cuando hay juegos, sobre todo en San Carlos, me levanto, desayuno con mi familia, me pongo a estirar un poco y siempre hago algún tipo de labor en la casa o en la finca, tratando de no pensar mucho con respecto al partido. Eso sí, cuando ya se acerca la hora de ir al estadio, sí me enfoco con mucha tranquilidad en lo que se viene.

Aprovecho para decir que espero que pronto todos podamos volver a nuestra vida diaria, porque hay muchos que están sufriendo más que otros y le pido a Dios que eso cambie rápido, sabiendo que es una lucha de todos.

Aunque los Toros del Norte no pueden entrenar en conjunto, cada jugador tiene las indicaciones necesarias para realizar un trabajo a fondo en sus casas. Foto prensa San Carlos.
Aunque los Toros del Norte no pueden entrenar en conjunto, cada jugador tiene las indicaciones necesarias para realizar un trabajo a fondo en sus casas. Foto prensa San Carlos.

-Me imagino que está deseando regresar...

Sí, como todo jugador quiero aportarle al equipo, en el momento en que se detuvo el torneo ya estábamos tomando un buen ritmo, pero bueno, ojalá se dé pronto.

“El deseo de todos es que podamos superar, junto con todo el país, el coronavirus y luego poder volver a jugar para disfrutar de lo que más nos gusta”, Álvaro Saborío.