Deportes

¡Amor Tricolor! Pareja de esposos se tatuó el escudo de la Sele (Video)

Yessy Arguedas y Engeld Ochoa se tatuaron el escudo de la selección nacional previo al juego contra Nueva Zelanda

Escuchar este artículo

Yessy Arguedas y Engeld Ochoa son esposos y fiebres futboleros y ambos llevaron la pasión por la selección nacional a otro nivel.

Y es que este lunes, a pocas horas de jugarse el partido de repechaje entre Costa Rica y Nueva Zelanda, la pareja plasmó en la piel su amor por el equipo de todos y se tatuaron el nuevo escudo de la Fedefútbol, esperanzados en la clasificación de la Tricolor a la Copa del Mundo de Catar 2022.

Esta pareja, vecina de San Antonio de El Tejar, en Alajuela, acudió al estudio Eclipse Tattoo & Perforaciones, que abrió sus puertas en City Mall, Alajuela, hace un mes, para hacerse tan singular obra y salieron más que contentos con el resultado.

Con esperanza

La idea surgió cuando Costa Rica finalizó la eliminatoria en el cuarto lugar de la tabla y ganó el derecho de jugar el repechaje por el último boleto al Mundial.

“Yo tengo un tatuaje que me hice en un arrebato de mi adolescencia, pero Engeld no tenía nada y hace tiempo veníamos hablando de hacernos un tatuaje juntos.

“Un día vinimos a almorzar a City Mall, pasamos frente al estudio y nos llamó la atención el lugar y pensamos que era el momento de tatuarnos y se vino el repechaje y coordinamos con el tatuador, él nos hizo un diseño y la verdad nos gustó mucho”, afirmó Yessy, quien es manicurista.

Los esposos llegaron al estudio a las 10 de la mañana bien uniformados con la chema de la Sele y listos para aguantar el dolor de la aguja al impregnar la tinta en el cuerpo.

Engeld fue el primero y se hizo el tattoo en la pierna derecha.

“Pensamos hacernos una bandera, pero es más común y no tan representativo de la Sele y por eso escogimos el escudo nuevo, es más llamativo y es un diseño diferente.

“Me lo quería hacer en el brazo, pero decidí hacérmelo en la pierna pensando en mi trabajo”, comentó este analista facturador.

Ochoa es liguista y aficionado al Real Madrid y contó que en su casa tiene un minibar en donde se tira las mejengas de sus equipos favoritos y los de la Sele no son la excepción.

“La verdad es que al inicio no le tenía mucha fe a la selección, pero pareciera que al equipo le gusta estar entre la espada y la pared y cuando está en la cuerda floja es cuando le pone.

“Cuando veo los partidos me pongo nervioso, me como las uñas, sobre todo cuando no caen los goles y hasta grito, pero sé que para este partido llegarán mentalizados y ganarán 2-0, con goles de Joel Campbell y Bryan Ruiz y espero que en mi trabajo nos den permiso para ver el juego”, afirmó.

Todos los días

—  Eclipse Tattoo & Perforaciones atiende de lunes a domingo, de 10 a.m. a 8 p.m. Se ubica en el segundo piso del City Mall, contiguo a Universal y puede sacar su cita al 7260-5896.

El artista Mike Ramírez fue quien los marcó para siempre y Engeld salió más que satisfecho con el resultado.

Al inicio, este aficionado se quejaba, pues le molestaba lo que llamaba el raspado, pero conforme avanzaba el tiempo el dolor pasó.

“Ya con este perdí el miedo y me volvería a hacer otro. La verdad es que cumplió las expectativas y las superó y si mañana (martes) clasificamos todo habrá valido la pena”, dijo feliz este fiebrazo.

Entusiasmada

Luego de hora y media llegó el turno de Yessy, quien confesó que con lo que vio en la primera ronda de la eliminatoria, no le tenía fe a la Tricolor, pero ver al equipo de todos en la segunda vuelta la llenó de esperanza.

Al inicio, Arguedas pensó en tatuarse el abdomen, pero al ver el tatuaje de su marido dudó el lugar en donde se haría el escudo. Luego de pensarlo por unos minutos, al final decidió mantenerlo en el costado derecho del abdomen.

Yessy, al igual que sus hijos y nieto son saprissistas y no se pierden un solo partido de su equipo favorito.

¢120 mil costó cada tatuaje.

“A mí no me gustan los tumultos, me provocan ansiedad, cada vez que vemos un partido lo hacemos con mis tres hijos (Betzabeth, Sebastián y Carlos) y mi nieto Ezequiel y también nos reunimos con mis primos.

“Este martes sé que el partido finalizará 3-1, tengo un salón en mi casa pero no daré citas y llegarán unas 15 personas a la casa para ver la mejenga. Haremos un desayuno, con pinto y para el almuerzo pediremos una pizza”, comentó.

Yessy aguantó como las grandes el dolor, a ratos se quejó pero es que donde se lo hizo dicen que duele en paleta.

“El delineado me dolió, pero el relleno de la tinta me gustó. Estoy sudando, pero me gustó mucho el resultado”, dijo la fiebre tricolor.

La pareja contó que cada tatuaje les salió en ¢120 mil y no se arrepienten de cada cinco pagado.

“No empleé una técnica específica, más bien estoy usando varias, que es un poco del realismo, acuarela, que no sea un diseño tan plano, full color”, afirmó Ramírez, quien tatúa en Eclipse desde hace dos años y se dedica a los tatuajes desde hace 12.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.