Karol Espinoza.17 octubre

Contra todo pronóstico, Andrés Carevic tiene a Alajuelense a un punto de amarrar el primer lugar y asegurarse así la gran final del campeonato de Apertura.

Carevic sí que se amarró las mangas y se puso a bretear, está cerquísima de hacerle el sueño realidad a los manudos con la 30. Fotografía José Cordero
Carevic sí que se amarró las mangas y se puso a bretear, está cerquísima de hacerle el sueño realidad a los manudos con la 30. Fotografía José Cordero

La victoria 3-0 sobre La U- Universitarios es importantísima para los erizos, quienes están cerca de jugar una final tras más de tres años sin hacerlo y de la mano de un desconocido como es el entrenador argentino-mexicano.

Tras el triunfo, Carevic señaló que queda pendiente clasificar primeros y luego cerrar el torneo con fuerza.

“En ningún partido vamos a bajar la intensidad, vamos a seguir exigiendo como lo estamos haciendo y los jugadores lo saben”, indicó el manudo.

Consultado sobre qué hará en estos cuatro juegos para el cierre de la primera fase y mantener la concentración de sus pupilos, contestó que trabajo diario exigir, exigir y exigir porque nadie se puede relajar. Además dijo que la competencia interna debe prevalecer.

Carevic no cree que la Liga sea arrolladora, simplemente trabajan bien cada partido, exige en la parte física, táctica y está pendiente de planificar bien la semana, los microciclos y de corregir detalles.

"Creo que enfrentamos cada partido con la seriedad que representa, con las ganas de salir a ganar los juegos y eso es importante para nosotros. Aquí todo el mundo está corriendo y comprometido, por esa línea vamos a seguir.

Los cambios dieron resultado a los rojinegros. José Cordero
Los cambios dieron resultado a los rojinegros. José Cordero

“No podemos relajarnos, el partido ante Santos será duro, es un equipo fuerte, pero vamos a ir con todo a ganar allá”, comentó.

Respondió que el trabajo de convencimiento para que no se relajen los jugadores no es solo de él, es una labor conjunta de toda la institución y quien baje el nivel no estará en los juegos porque, de fijo, habrá alguien mejor con ganas de jugar.