Karol Espinoza.14 octubre

Si le preguntamos a usted qué estaba haciendo el miércoles 14 de octubre del 2009, es decir, hace 10 años, es posible que no lo recuerde.

Pero para ayudarle un poquito, ese día fue el mismo en que Estados Unidos nos empató al minuto 95, en Washington, y nos dejó fuera del Mundial de Sudáfrica 2010.

No lo culpamos si ya se le salió un madrazo al recordar aquel gol de Jonathan Bornstein.

Sin embargo, el jugador gringo no fue el único villano tico aquella noche. El otro fue el árbitro Benito Armando Archundia, quien repuso los cinco minutos y precisamente, al quinto, fue que cayó el empate.

Archundia sí fue al Mundial del 2010 y le pitó juegos a selecciones como la italiana y brasileña. Tomado de mediotiempo.com
Archundia sí fue al Mundial del 2010 y le pitó juegos a selecciones como la italiana y brasileña. Tomado de mediotiempo.com

El mexicano aunque fue breve, le respondió a La Teja algunas preguntas vía correo electrónico sobre ese partido, el cual está cumpliendo una década.

–¿En algún momento pensó pitar el final del partido cuando Costa Rica envió el balón a tiro de esquina, en la jugada que significó el empate estadounidense?

–No, ya que aún faltaban algunos minutos del tiempo añadido, este córner se deriva de una jugada en que Costa Rica tuvo la oportunidad de hacer otro gol, el balón se pierde en la banda y Estados Unidos contragolpea.

–¿Sabía que ese empate mandaba a Costa Rica al repechaje y le quitaba el primer lugar de la hexagonal a México?

–Sabía todo lo que sucedía en ese juego, es parte de la preparación arbitral, se visualizan todos los escenarios posibles para desarrollar el trabajo de la mejor manera.

–¿Es cierto que un directivo mexicano le reclamó porque no le ayudó a México a quedar primero en esa hexagonal?

–No.

Marín soltó el violín y con justa razón. Archivo La Nación.
Marín soltó el violín y con justa razón. Archivo La Nación.

–¿El tiempo repuesto fue el correcto?, ¿debió ser más o menos?

–Sí, ya que hubo seis sustituciones, además de la atención a los jugadores de Costa Rica.

–¿Luego de eso no le volvió a pitar a Costa Rica un juego?

–No, porque me retiré en el 2010.

–¿Han pasado muy rápido estos 10 años?

–Así pasa el tiempo.

19 años como árbitro sumó Archundia.

–¿Qué ha sido de su vida estos 10 años?

–Me he dedicado a mi familia, a mi carrera de abogado, en los medios de comunicación (es comentarista arbitral) y como servidor público.

–¿Se dio cuenta, al momento del pitazo final, que los jugadores ticos estaban devastados llorando?

– No me percaté de ello.

–¿Fue de sus juegos más duros o importantes como árbitro?

–No fue un juego complicado, fue un encuentro en donde un equipo se jugaba la clasificación directa al mundial o ir a reclasificación.

–¿Es cierto que su reloj iba un minuto atrasado con el de la tele?

–Eso no lo sé, ya que el reloj que indica el tiempo es el del árbitro.