Karol Espinoza.9 octubre
Este meme refleja a la perfección lo que ha hecho Junior Díaz en los dos clásicos. Cortesía.
Este meme refleja a la perfección lo que ha hecho Junior Díaz en los dos clásicos. Cortesía.

Suena a chiste, pero es verdad, Junior Díaz solo ha jugados dos clásicos con Alajuelense, pero tres jugadores morados han sido sancionados por jugadas que involucran al defensor. Es decir, el hombre es muy efectivo para dejar renco al archirrival.

Manfred Ugalde y Mariano Torres con dos mejengas de suspensión y David Ramírez con siete, para un total de once juegos de sanción entre los tres, han sido protagonistas en jugadas con el hijo del exjugador Enrique Díaz por un mordisco, una entrada criminal y una escupa, respectivamente.

El Zancudo jugó con Saprissa, pero es manudo hasta la muerte y considera que estos jugadores han pecado de “pollos” con su chamaco.

“Tal vez David y Mariano se fueron pollitos por la desesperación de tantos goles que les hizo Alajuelense”, Enrique Díaz, exjugador.

"Siempre , en esos juegos, el que se enoja pierde y siento que Junior sacó de quicio a David Ramírez y a Mariano Torres.

“Supuestamente, como tiene experiencia, los que son pollitos son los que no saben asimilar eso, él (Junior) ya casi se va a retirar, le quedan dos años y está sacando de quicio a los que, aparentemente, tienen recorrido en el fútbol”, indicó el Zancudo, sacando de ese saco al juvenil Mafred Ugalde.

Díaz llegó a Alajuelense este torneo, generando asombro entre la afición por su edad (36 años) y por el rendimiento irregular de los últimos años, al punto que surgieron memes diciendo que el expresidente Juanito Mora también iba a jugar en El Llano de Alajuela, precisamente en burla porque no se consideraba un fichaje adecuado para los manudos.

Sin embargo, con el paso de los juegos , el defensa demostró que todavía rinde y en los dos choques ante Saprissa, jugadores morados no pudieron con el mundialista de Brasil 2014 y jalaron sancionados.

El primero fue el juvenil Ugalde, quien se mandó con un mordisco contra el central y, aunque no fue expulsado en el juego ganado por los tibaseños 2-1 el 10 de agosto, sí fue sancionado con el uso del video con dos juegos.

Después, el pasado domingo, en la victoria manuda de 5-2, en dos jugadas ante el hijo de Enrique Díaz, David Ramírez jaló expulsado por acumulación de amarillas y Mariano Torres con una roja directa por una plancheta.

28 de mayo anunció Alajuelense, casi a las 11 de la noche, el fichaje de Junior Díaz

En el caso de Ramírez, le mandó un escupitajo al exherediano, por lo que ahora se quedará sin jugar siete mejengas (uno por acumulación de amarillas y seis por la escupa), a no ser que Saprissa decida apelar.

Mientras que Torres se quedará sin tener acción dos partidos por una entrada fuertísima contra el manudo.

El papá del rojinegro considera que el juego del defensor es inteligente, sabe provocar y los rivales son los ingenuos por no intentar llevárselo en la marca o hacerlo caer en una falta de penal.

Díaz padre cree que su hijo es muy pipa ante los rivales. Foto Enrique Díaz
Díaz padre cree que su hijo es muy pipa ante los rivales. Foto Enrique Díaz

“Junior no los deja que ellos desarrollen su fútbol, los hace sentir acorralados, los marca bien y sabe trabajarlos psicológicamente para que caigan”, insistió este manudazo.

“Alajuela aprovechó todos los errores de Saprissa e hizo los goles”, Enrique Díaz, exjugador.

A él, al igual que muchos, le sorprende que Junior, siendo un defensa, logre eso con rivales de peso, quienes deberán ser más inteligentes la próximo vez que se encuentren al rojinegro.

Sobre el resultado de 5-2 conseguido por la Liga en Tibás, Díaz asegura que no se lo esperaba, siente que el León va por buen camino, pero no debe confiarse sino seguir haciendo las cosas bien.

Él se tiró la mejenga en su casa en Calle Blancos y todavía no ha hablado con su hijo sobre el resultado.

Junior quedó en el suelo después de la fuerte entrada del argentino, quien jaló expulsado. Foto: Rafael Pacheco
Junior quedó en el suelo después de la fuerte entrada del argentino, quien jaló expulsado. Foto: Rafael Pacheco