Sergio Alvarado.1 mayo
Ariel Lassiter podría tener pronto a su familia muy cerca en Costa Rica. Fotografía: Instagram de Ariel Lassiter
Ariel Lassiter podría tener pronto a su familia muy cerca en Costa Rica. Fotografía: Instagram de Ariel Lassiter

Para los que tienen menos de 30 años, el nombre de Roy Lassiter posiblemente solo lo han escuchado recientemente por ser el papá del jugador manudo Ariel Lassiter, pero el hombre fue futbolista y ahora desea dirigir en Costa Rica.

El exdelantero de Alajuelense entre 1994 y 1996, sin duda es mucho más que el tata de una de las principales figuras erizas en la actualidad, ya que ahora es técnico y entre sus planes está volver a Tiquicia para conseguir una oportunidad en los banquillos.

Roy, quien vive en Seattle, Washington, Estados Unidos, donde dirige a equipos de divisiones menores en su país natal, cuenta con licencia A y los contactos que posee en Costa Rica le podrían ayudar.

El destino de Roy probablemente todavía no pase por el primer equipo de Alajuelense, pero como todo un profesional afirma estar abierto a distintas oportunidades y retos. Además hace rato está metido en los banquillos y tiene buen colmillo.

“Yo soy técnico en Estados Unidos desde hace 16 años, pero quiero meterme mucho más y deseo volver a Costa Rica a dirigir, es un plan que tengo en este momento. Yo me imagino dirigiendo a la Liga o a cualquier otro club porque estoy listo para eso”, indicó.

50 años tiene actualmente Lassiter
Roy Lassiter trabaja como director técnico del Washington Premier FC. Foto: washingtonpremierfc.com
Roy Lassiter trabaja como director técnico del Washington Premier FC. Foto: washingtonpremierfc.com

Al igual que Ariel, que pulsea una oportunidad con la Sele tica, el tata metió su currículum a la Fedefútbol ahora que se abrió un proceso para contratar al un entrenador para selecciones menores.

“Yo he estado con Tab Ramos en la selección sub-20 de Estados Unidos como su asistente, he sido campeón con dos equipos sub-23 y metí mi currículo a la Fedefútbol porque tengo interés y sé que puedo aportarle al fútbol de Costa Rica”, indicó Lassiter.

Ramos, un recordado exjugador de la selección gringa, dirige a la sub-20 gringa desde el 2011, uno de los entrenadores con los que Roy ha tenido más afinidad, ya que jugaron en la misma época en la MLS.

Bajo esa línea, Lassiter encajaría en los requisitos que pide la Federación y en el manejo de jugadores jóvenes en general. Además fue campeón tres años seguidos a nivel colegial en California y sumo otro cetro en Texas.

Un reto

La idea de dirigir en Costa Rica es más que nada un reto para el exjugador de Turrialba y Alajuelense, ya que no sé trata de venir a pescar un brete, porque eso ya tiene desde hace rato en Estados Unidos.

Actualmente trabaja para el club Washington Premier FC como director del área técnica, proyecto al que llegó en el 2018.

El equipo afiliado a la federación gringa de fútbol compite a nivel juvenil e infantil en el estado de Washington desde 1971. Además algunos de sus jugadores han ascendido a la MLS.

Lassiter trabaja como director técnico del Washington Premier FC. Foto: washingtonpremierfc.com
Lassiter trabaja como director técnico del Washington Premier FC. Foto: washingtonpremierfc.com

“En Seatlle tengo un buen puesto en mi club, es un proyecto muy grande en el que tengo más de 1200 niños, 61 equipos, el manejo de 11 canchas y una escuela que se acaba de comprar por un poco más de un millón de dólares.

Lo que he aprendido como entrenador quiero transmitirlo a jugadores profesionales y a jóvenes, por eso siento que estoy para más y en Costa Rica puede ser un buen paso", explicó.

Una de las cosas que transmite a sus jugadores es el gusto por el fútbol ofensivo, pero inteligente y que para ganar se tiene que estar bien preparado para dar la pelea y competir.

De esta manera, Ariel podría tener pronto el apoyo de su familia en Tiquicia, porque con don Roy vendría su madre, Wendy Acosta, quien es tica y su hermana menor, Isabella.

Debút en Tiquicia
Roy Lassiter debutó como futbolista profesional en 1992 en Costa Rica con el Carmelita, de ahí pasó a Turrialba en 1993 y después a La Liga hasta 1996 cuando se marchó a jugar a los Estados Unidos, lo que le valió jugar en la selección gringa en la que jugó 30 partidos.