Deportes

Ausencia de Patrick Sequeira en la Sele agüevó a los amigos del barrio Quinto de Limón

La comunidad entera estaba lista para ver el debut del vecino

Los compas de toda la vida del portero Patrick Sequeira se agüevaron todos con la noticia de que su amigo no iba a jugar contra Jamaica, en la Copa Oro, por una lesión.

Tres amigos del joven guardameta le contaron a La Teja que estaban todos ilusionados porque Patrick iba a debutar con la Tricolor.

“Para nosotros fue impactante porque el apoyo es incondicional, desde que está en ligas menores. Soy taxista informal y cuando supimos que iba a atajar nos pusimos emocionados y a mandarle las mejores vibras”, dijo David Mora, quien vive a la par de la casa de los papás del legionario.

David hasta paró de trabajar un ratico, el viernes pasado, para poder ver el partido en su casa.

“Ya me habían llegado mensajes de que no iba a atajar, pero no los había visto. Cuando iba para la casa, donde habían quedado de acuerdo para ver el juego, otras personas me dijeron lo que pasó, que se había lesionado. Me sentí tan frustrado, fue una verdadera mala noticia. Si yo me sentí así, imagínese los papás”.

Y estando en la casa pasaron los papás de Patrick y él salió al portón a conversar con ellos.

“El papá estaba agüevado y me dijo que desde el día anterior él sabía de la lesión. Yo siendo amigo me sentí desmoralizado”.

Patrick es un muchacho muy tranquilo de barrio Quinto en Limón y la gente estima mucho a su familia.

Dicen que, pese a que jaló a jugar a España, nunca cambió y que cuando llegó de la Liga de Naciones estuvo en el barrio como si nada, como lo cuenta otro amigo, Jesús Montenegro.

“Me lo topé un día, nos tomamos una foto. Le dije que lástima que Rónald González no lo puso en la Liga de Naciones. Nos hubiera gustado verlo, no habían nombrado aún al técnico nuevo y también le dije que esperaba que lo tomaran en cuenta y me dijo, ‘será en el tiempo de Dios’.

“Vieras que no ha cambiado, un muchacho simpático, tranquilo, humilde por los valores que le inculcaron sus padres. Vea que juega en España y se mantuvo igual cuando vino. Fue una desilusión que no pudiera jugar”, dice Montenegro.

Axel Monge, otro compa, dijo que él, su esposa y cuatro de sus cinco hijos estaban listos para ver a Patrick jugar y en eso trascendió lo de la lesión.

“Una verdadera lástima. A él yo lo vi crecer, yo jugaba con el papá, mejengueábamos y Patrick iba. Fue muy esforzado con Limón FC hasta que se lo llevó Saprissa y tuvo que vivir solo, un sacrificio. Todos por acá lo queríamos ver”, contó Monge.

Monge dice que en las redes sociales toda la gente del barrio le ponían frases de apoyo a Patrick como, ‘vamos Patrick’, ‘estamos contigo’ y ‘haz tu mejor partido’.

“Al final le llegó la lesión, pero el apoyo de nosotros no decae. Ya llegará la oportunidad”, mencionó Monge.