AFP .20 abril

El Barcelona dio un paso más hacia el título de la liga española tras ganar con apuros este sábado por 2-1 a la Real Sociedad (10º), en la fecha 33, con goles de los defensas Clement Lenglet y Jordi Alba.

Con esta victoria, el actual monarca español mantiene nueve puntos de ventaja, a falta de cinco fechas y quince unidades en juego, sobre el segundo clasificado, el Atlético Madrid, que también sudó para imponerse 1-0 al Eibar.

Jordi Alba con la señal de la victoria, luego de anotar el gol del triunfo para el Barcelona frente a la Real Sociedad. AP
Jordi Alba con la señal de la victoria, luego de anotar el gol del triunfo para el Barcelona frente a la Real Sociedad. AP

La noticia en el Camp Nou fue que Lionel Messi y Luis Suárez, que lideran con holgura la tabla de goleadores, no marcaron, por lo que los héroes del partido fueron el central francés Clément Lenglet y el lateral izquierdo Jordi Alba.

El zaguero abrió el marcador al filo del descanso al rematar de cabeza a la red un tiro de esquina lanzado por su compatriota Ousmane Dembélé (45).

La Real Sociedad puso el miedo en el cuerpo al equipo catalán tras empatar en el minuto 62, por medio de Juanmi Jiménez al recibir un pase de Mikel Merino, tras un buen desmarque del andaluz.

Pero poco le duró la alegría a los vascos, ya que Jordi Alba desniveló el marcador dos minutos después, tras un pase de Leo Messi, con un disparo cruzado dentro del área, tras una incursión desde su lateral buscando posición de disparo (64).

El defensor francés Clement Lenglet, abrió el camino de la victoria del Barcelona en el Camp Nou, frente a la Real Sociedad de San Sebastián. AP
El defensor francés Clement Lenglet, abrió el camino de la victoria del Barcelona en el Camp Nou, frente a la Real Sociedad de San Sebastián. AP

Tras este triunfo los catalanes necesitan dos victorias en las cinco últimas jornadas para asegurarse el título.

Siguen peleados

Un detalle que llamó la atención en la mejenga fue que la afición catalana volvió a silbar al brasileño Philippe Coutinho.

Esta vez fue por el gesto que hizo después de anotar el tercer gol de su equipo ante el Manchester United, a mitad de semana en la Champions.