Infobae.21 enero

Este lunes los medios españoles e italianos informaron que Kevin-Prince Boateng será el nuevo refuerzo del Barcelona. El futbolista que supo brillar en el Milan, vestirá la camiseta azulgrana durante los próximos seis meses e intentará lograr su mayor anhelo: ganar la Champions League.

El nuevo jugador del Barca lucirá el número 19 en su espalda. Foto: FC Barcelona
El nuevo jugador del Barca lucirá el número 19 en su espalda. Foto: FC Barcelona

En una entrevista publicada por Marca en el 2016, cuando el ghanés vestía la camiseta de Las Palmas, hizo un repaso por su carrera en el que reconoció cuáles fueron sus errores que lo llevaron a convertirse en un futbolista “rebelde”.

Según contó, su infancia rodeada de miseria y su inmediato salto a la fama como deportista de élite provocaron un descontrol en su vida.

“De un día a otro tienes tanto dinero que puedes comprarlo todo. En dos años me gasté todo mi dinero en coches, relojes, botas, discotecas, restaurantes y amigos que en realidad no lo eran. Para un chico como yo, que ha crecido en un barrio pobre y sin dinero, era peligroso”, recordó.

Boateng se crió en la pobreza y careció de contención familiar: “Fue difícil crecer allí. Mi madre no tenía mucho dinero y mi padre nunca estaba en casa"

El centrocampista llegó a la primera del Hertha de Berlín en 2005 y tras sus buenas actuaciones fue transferido en 2007 al Tottenham. Su calidad era indiscutible, pero su actitud hizo que comenzara un recorrido por varias escuadras en muy poco tiempo. Es así que vistió las camisetas del Borussia Dortmund, el Portsmouth F. C. y el A. C. Milan, en donde arribó en el 2010 y encontró su mejor nivel.

Kevin visitó la tienda culé donde le personalizaron su camisa. Foto: FC Barcelona.
Kevin visitó la tienda culé donde le personalizaron su camisa. Foto: FC Barcelona.

Ahora, el joven que tiene de ídolo a Muhammad Ali y de referente a Nelson Mandela tendrá la oportunidad única de lucir la camiseta del Barcelona, explotar todo su potencial y tal vez conquistar la Champions League, trofeo ausente en sus logros personales.