Andrés Garita, Andrés Mora.12 mayo
Los de la franja están a un paso de volver a la Segunda y amenazar con volver a la máxima categoría. Foto: Andrés Garita
Los de la franja están a un paso de volver a la Segunda y amenazar con volver a la máxima categoría. Foto: Andrés Garita

No fue un gran domingo para los porteños que apoyan a Puntarenas San Luis FC porque el cuadro de Barrio México llegó a la Olla Mágica y les metió un fuerte golpe en el primer juego de la final de la Liga Nacional de Fútbol Aficionado (LINAFA).

Los de la franja ganaron 1-2, resultadazo conseguido por medio del balón parado, tanto al primer y segundo palo del meta puntarenense, Edwar Rojas.

Los del barrio regresaron a la casa con una sonrisa de oreja a oreja, pero no se pueden dormir porque un gol es muy poca ventaja, recuerde lo que le pasó al Barcelona contra el Liverpool.

Poquitos pero benditos los aficionados del Barrio que se fueron al puerto. Foto: Andrés Garita
Poquitos pero benditos los aficionados del Barrio que se fueron al puerto. Foto: Andrés Garita

“Esto no ha terminado. Le aseguro a la afición que nos sigue que esto lo vamos a ir sacar a la casa rival porque correremos con más que el corazón”, dijo al finalizar el partido el defensa porteño Maikol Aguirre.

También el técnico de San Luis, el histórico Alfredo “Diablo” Contreras, indicó que la serie sigue abierta y van con todo al segundo partido.

El Diablo no hizo loco en la Olla, deberá jugarse la vida en Pavas. Foto: Andrés Garita
El Diablo no hizo loco en la Olla, deberá jugarse la vida en Pavas. Foto: Andrés Garita

“Fueron dos balones de táctica fija que nos comimos, la serie está abierta y vamos a ir a hacer lo nuestro, la moneda está en el aire. Siempre vamos a proponer donde nos toque jugar, siempre queremos hacer un buen fútbol”, dijo Contreras.

El vencedor, además de consagrarse como el mejor equipo aficionado de Costa Rica, se ganará el derecho a ser el nuevo inquilino de la Liga de Ascenso del fútbol costarricense.

Reñido partido, la moneda sigue en el aire. Foto: Andrés Garita
Reñido partido, la moneda sigue en el aire. Foto: Andrés Garita

El equipo local abrió el marcador por parte de Jerwison Vallejos, al minuto 32, pero los mexicanistas empataron por intermedio de Michael Gamboa, cuando ya el árbitro estaba listo para pitar el final de los primeros 45.

El técnico ganador, Jorge Barboza Solís, tampoco tira las campanas.

“Planteamos un partido con la idea de trabajar en todos los sectores de la cancha, este equipo es muy agresivo, gracias a Dios se nos dio, dos jugadas dos goles, pudimos haber hecho más. Estamos contentos, pero con los pies sobre la tierra”.

Recién iniciando el complemento Johay White volcó el marcador en favor de los mexicanistas.

Ya con la ventaja en la bolsa los de la franja supieron mantener el marcador pese al calor, la afición y el asedio de los delanteros porteños.

El partido de vuelta se disputará el domingo a las 11 a.m, en el estadio Ernesto Rohrmoser de Pavas.