Por: AP, San Petersburgo.  Hace 5 días

¿Cómo puede motivarse a los futbolistas para disputar el partido que nadie quiere jugar? Los técnicos de Inglaterra y Bélgica tienen respuestas distintas.

Después de que ambas selecciones quedaron eliminadas en las semifinales del Mundial, dejaron escapar una oportunidad que quizá no se repita. Sin embargo, tienen que jugar este sábado , a las 8 a.m., por el tercer puesto.

Muy pocos apostaban por ver a Inglaterra entre las cuatro mejores selecciones de este Mundial. / AFP PHOTO / Alexander NEMENOV /
Muy pocos apostaban por ver a Inglaterra entre las cuatro mejores selecciones de este Mundial. / AFP PHOTO / Alexander NEMENOV /

Como siempre ocurre en el fútbol inglés, el técnico Gareth Southgate y sus jugadores recordarán a la selección que ganó la Copa del Mundo en 1966. Si Inglaterra vence a Bélgica el sábado, ello significará la mejor actuación del equipo de Los Tres Leones desde entonces, pues superará el cuarto lugar obtenido en Italia 1990.

“Tenemos la oportunidad de ganar una medalla en el Mundial, algo que sólo un equipo inglés ha hecho, así que tenemos mucha motivación” , dijo Southgate este viernes.

Inglaterra superó las expectativas al llegar a la semifinal, en la que cayó por 2-1 ante Croacia. Tras ese tropiezo doloroso, los ingleses quieren por lo menos cerrar el Mundial de una manera positiva.

“Ninguno de nosotros sabe si esto puede ser mejor” , comentó Southgate. “Hemos elevado las expectativas y no veo problema con ello, pues también hemos hecho que la gente crea. Hemos elevado el grado en que disfrutamos de jugar. Ahora, los jugadores quieren estar con Inglaterra. Disfrutan y se divierten, en vez de sentirse presionados", explicó.

Dejar buena imagen

Para el seleccionador de Bélgica, Roberto Martínez, lo importante es dejar Rusia con una buena sensación, así como jugar un fútbol atractivo que inspire a los que vendrán.

“Queremos ganar. Cuando terminas un torneo te llevas el sentimiento del último partido… Todos los aficionados belgas merecen esa sensación de triunfo” , destacó el español Martínez. “Para nosotros, la forma en que jugamos es esencial, no sólo para este torneo sino para las futuras generaciones” .

También para Bélgica, un tercer puesto le representaría su mejor papel histórico en el Mundial. Finalizó cuarta en 1986, cuando cayó 4-2 ante Francia en prórroga.

El español Roberto Martínez, entrenador de Bélgica, quiere despedirse del Mundial dejando una imagen de buen fútbol. Christophe Simon, AFP
El español Roberto Martínez, entrenador de Bélgica, quiere despedirse del Mundial dejando una imagen de buen fútbol. Christophe Simon, AFP

Pero los dos entrenadores están conscientes de que el cansancio puede pesar en sus equipos, que se aprestan para disputar su séptimo encuentro en 26 días.

Southgate comentó que desea hacer “el menor número posible de cambios” , pero tendría que realizar ajustes por lesiones y enfermedades. No confirmó si colocará como arquero a alguno de los suplentes, Jack Butland o Nick Pope. Hasta ahora en esta Copa, siempre atajó Jordan Pickford.

“Necesitamos tener a todos a plenitud en la cancha. Son jugadores que han tenido muchos minutos de actividad, y debemos tener eso en mente” , agregó Martínez. “Vamos a tener al equipo más fuerte sobre la cancha, pero tal vez sea necesario hacer cambios” .

Será la segunda vez que estas selecciones se enfrenten en Rusia.

Su primer compromiso en la fase de grupos fue prácticamente un partido amistoso. Ambos equipos habían clasificado ya y efectuaron 17 cambios a la alineación. Bélgica se impuso 1–0 en Kaliningrado, gracias a un tiro de Adnan Januzaj.