Andrés Mora.11 junio

¡Brujería en segunda! Juventud Escazuceña ganó la serie (4-2) ante Sporting San José y se dejó el título del torneo de Clausura 2020 en la Liga de Ascenso.

El campeón celebró como debe ser, con sus mascarillas y sin abrazarse. Foto: Jorge Castillo
El campeón celebró como debe ser, con sus mascarillas y sin abrazarse. Foto: Jorge Castillo

Los brujos triunfaron 2-1 este jueves en el estadio Jorge Hernán “Cuty” Monge de Desamparados y jugarán dos mejengas más ante este mismo rival, que ganó el Apertura, para definir al nuevo inquilino de la primera división.

El equipo que ascenderá a la máxima categoría se definirá a partir del próximo martes. Según el sorteo que se llevó a cabo después de la premiación en suelo desamparadeño, Escazuceña será local en la ida en el Rafael Bolaños en Alajuela a las 2 p.m. La vuelta será en el “Cuty” Monge el domingo 21 de junio a las 2 p.m.

Sporting o Escazuceña tomará el lugar que dejó La U-Universitarios.

“Escazú es un justo ganador, aprovecharon la fortaleza de ellos que es la táctica fija. Por más que lo intentamos, nos superaron, pero quedan dos partidos, salimos con enojo y con rabia porque queríamos terminarlo hoy. Afecta mentalmente, pero necesitamos reponernos, no hay tiempo para lamentarse, si estamos para primera tenemos que sacar la serie con todas las barreras”, aseguró Bryan Vega, capitán de Sporting.

La mala noticia para los campeones es que su portero estrella Minor Álvarez y el experimentado Christian Blanco se pierden el primer juego de la final por acumulación de tarjetas amarillas.

“Hay que darle gracias a Dios, pudimos sacar el resultado. El partido estuvo bastante difícil, pero pudimos resolver bien, el equipo está bien preparado”, aseguró el escazuceño Carlos Barahona.

Gran juego

Los escazuceños llegaron con una ventaja de 2-1, obtenida en la ida, a este segundo duelo y siempre tuvieron bajo control el título, ya que Sporting, por más que batalló, nunca los puso contra las cuerdas.

Los obligados eran los josefinos y al minuto 3 tuvieron la primera, Jean Scott no se tuvo confianza para patear de zurda y en vez de darle a marco se la pasó a Bryan Vega, quien cuando quiso patear tenía un defensor encima y este le tapó el remate.

La táctica fija fue clave para que los brujos se dejaran el título. Foto: Jorge Castillo
La táctica fija fue clave para que los brujos se dejaran el título. Foto: Jorge Castillo

Al 13 otra vez estuvieron cerca, pero el palo se los negó. Rodrigo Garita tiró a marco, un defensa desvió el balón y solo faltó suerte.

Y cuando menos se esperaba cayó el 1-0 a favor los brujos. Nadie frenó un saque de puerta de Minor Álvarez, la bola picó y le permitió a Jeffry Montenegro irse solo, se bailó a Josimar Olivero y definió perfectamente ante la salida de Carlos Méndez.

A los de casa no les quedó de otra que apretar y al 26′ encontraron el empate en los pies de su goleador Jean Scott.

Jean asustó a los escazuceños, pero al final a los josefinos no les alcanzó. Foto: Jorge Castillo
Jean asustó a los escazuceños, pero al final a los josefinos no les alcanzó. Foto: Jorge Castillo

Rodrigo Garita le puso un pase preciso y precioso a Scott, quien se fue solo, se quitó a Minor que intentó achicarle fuera del área y sin guardameta nada más la empujó para el 1-1.

Sporting se salvó porque en la última jugada, ya en tiempo de reposición, la bola les bailó por todo el marco, pegó dos veces en el palo hasta que su portero se la encontró.

Liquidó el campeón
Rándall Row tendrá otra oportunidad para llevar a Sporting a la primera división. Foto: Jorge Castillo
Rándall Row tendrá otra oportunidad para llevar a Sporting a la primera división. Foto: Jorge Castillo

Ya en la segunda parte, al minuto 50, Carlos Méndez tuvo que volar, ya que Richard Castañeda lo probó con un remate de media distancia y el portero reaccionó perfectamente.

Ni un minuto más tarde, pero en la área de Escazú, la bola quería entrar al marco, pero nunca encontró a nadie que la empujara, y cuando Jean se la topó, pateó mal.

Al 57′, otra vez los palos salvaron, Castañeda fusiló, pero no entró el balón para tristeza de los brujos.

Rándall y Cristian Salomón se verán las caras en otros dos juegos para ver quién asciende. Foto: Jorge Castillo
Rándall y Cristian Salomón se verán las caras en otros dos juegos para ver quién asciende. Foto: Jorge Castillo

La estocada fue al minuto 77, Johan Bonilla, quien había entrado de cambio, metió la pecosa al área y, justo al frente del área chica, Reiby Smith se levantó y cabeceó hacia atrás aprovechando que Méndez estaba un poco salido y lo bañó para el dos por uno definitivo.

Al final pudo haber empate, pero en un gran duelo de Álvarez contra Scott, el portero ganó y la sacó de gran manera.