Deportes

¿Cómo juega el hijo de Froylán Ledezma? Técnico de la U-17 nos contó el plan con él

Juan Pablo Ledezma estuvo este miércoles en banca con el primer equipo

Escuchar este artículo

Este miércoles, el jovencito Juan Pablo Ledezma fue noticia en Alajuelense por el simple hecho de estar en banca en el partido ante Cartaginés. Eso fue todo lo que se necesitó para que se hablara de él.

El motivo es muy sencillo, es hijo de una de las leyendas rojinegras más recordadas, Froylán Ledezma Stevens, quien para muchos ha sido de los jugadores liguistas más talentosos.

Juan Pablo se quedó en banca ante los brumosos, aún no debuta en primera división, momento que muchos fiebres están esperando y aunque solo tiene 17 años se preguntan cuándo será.

Para él no fue la primera vez en ser convocado al equipo mayor, en marzo del 2021 también estuvo en banca ante Limón FC, pero no jugó; sin embargo, sí suma un partido con el primer equipo. En el 2020 con solo 15 años jugó la Liga Concacaf.

No es un secreto que en la Liga Deportiva Alajuelense cuidan al muchacho como una joyita, lo tratan de tener lejos del ojo público, de la presión y de los comentarios de si será como el Cachorro... ¡Eso es lo primer que evitan!

Ledezma fue el autor del gol con el que el equipo U-17 manudo se proclamó campeón en junio. No hacer comparaciones es difícil, la estampa, la cara y muchos rasgos físicos son iguales a Froylán.

En La Teja hablamos con el español Marc Reixats, entrenador del cuadro U-17 y nos contó bien cuáles son los planes para el chico y cómo lo cuidan para que toda la presión a su alrededor no sea algo que le pese.

“Es difícil gestionar casos así, no solo por nosotros, sino por ellos mismos; gestionar toda esa presión entre comillas, porque estamos hablando de chicos que tienen 15 años y en el caso de Juan Pablo 17, pero ya debutó con 15 a una edad muy temprana. A nivel de ellos gestionarse todo lo que va externamente, todo lo que dice la gente, si ven redes sociales en un mundo que vivimos al instante”.

“Al final creo que no son buenas las prisas, como jugador y personas deben estar muy centrados, porque te vendrán muchas emociones fuertes, muchos halagos de golpe y es muy fácil desviarse del camino. Ahí es donde nosotros como entrenadores los debemos guiar por el camino correcto, o al menos lo que pensamos sea bueno”, destacó.

La gente habla mucho del caso de Juan Pablo. ¿Cómo maneja que la expectativa sobre él no le pese y separarlo un poco de lo que fue su papá?

Estos casos son muy concretos, son casos que son difíciles porque al final la misma afición -solo por el apellido- ya te genera mucha expectativa y presión añadida a la persona. Juan Pablo es un chico que es muy buena persona, es muy buen chico, es un poco introvertido, muy reservado hacia él y que tiene condiciones muy buenas, pero hay que cuidarlo.

Físicamente es un portento físico, con un regate muy bueno en el último tercio, una bicicleta y un cambio de ritmo muy bueno, con cosas por mejorar, naturalmente como todos. Es alguien que con su trabajo, del cual estoy contento, creo que puede dar más, si se gestiona bien creo que tiene futuro.

¿Dónde lo ve? ¿En la primera de Alajuelense, en una selección?

Eso nunca se sabe, pero sí es verdad que es un chaval de proyección, lo que llaman. No sé si acá en Liga Deportiva Alajuelense, en el club que sea, afuera, sí creo que es alguien puede llegar a ser futbolista profesional si se gestiona el bien. Nosotros estamos acá para ayudarlo.

¿Cómo es esa gestión?

Hay cosas importantes, como lo dijiste bien antes, él es Juan Pablo Ledezma. Yo lo intento hacer ver que él es Juan Pablo y tiene que vivir su vida, él no es su padre, cada uno con sus cosas, sus virtudes, sus defectos, pero él es Juan Pablo, nadie más, ni presionarse por nada más que eso.

Su espejo debe ser Juan Pablo, mirarse a sí mismo, verse en él, en nadie más. Hay casos en España de muchos que viven como “el hijo de” y no, no, tú eres Juan Pablo Ledezma y tu padre fue lo que fue con todos mis respetos, un futbolista espectacular, pero tú tienes que vivir tu propia vida y forjar tu propio camino por ti y por tus méritos, estas acá por ti y te vas a ganar tu carrera como Juan Pablo, en eso le hacemos hincapié.

De los muchachos que tiene Reixats en la 17, ninguno debuta aún en primera, algunos entrenan con el primer equipo y hasta han sido convocados a alguna mejenga -con el caso de Ledezma-, pero el técnico tiene claro que las prisas no son buenas y que al chamaco hay que llevarlo por su propio camino. No se trata de otro cachorro, cachorrito, o como quieran llamarle, se trata de Juan Pablo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.