Karol Espinoza.4 agosto, 2019

Saprissa llegará motivado al clásico del próximo sábado gracias a la goleada de 4-1 contra Guadalupe, la cual terminó de cocinar con tres goles en 13 minutos.

Los morados aprovecharon el grave error que cometió el técnico Heiner Segura para hacer olvidar la poca brillantez que tuvieron en el primer tiempo, gracias lo bien parada que estuvo la defensa rival.

Segura se disparó solo en el pie, pues, pese a que llegó al entretiempo perdiendo 1-0, su equipo tampoco se veía tan mal, pero cuando decidió ingresar al complemento con un delantero más, le dejó las puertas abiertas a los tibaseños para que hicieran fiesta con la descuidada zona defensiva.

Para este juego, Wálter Centeno no lo pensó dos veces y le dio la titularidad a Mariano Torres y Johan Venegas, jugadores que se perdieron las primeras fechas del torneo por sanción.

Rándall Leal anotó el 2-0 y ayudó en el tercer pepino morado. Albert Marín
Rándall Leal anotó el 2-0 y ayudó en el tercer pepino morado. Albert Marín

Además, dejó en banca a Jean Carlo Agüero, uno de sus fichajes para este campeonato y puso desde el arranque al trinitense Aubrey David. En la portería vimos a Kevin Briceño por Aarón Cruz, expulsado el fin de semana ante el Santos de Guápiles.

Venegas cumplió y anotó dos veces, mientras que Torres no pudo terminar ni el primer tiempo por una lesión en la pantorrilla izquierda y salió al minuto 31.

Cuando el argentino se fue, Saprissa ganaba 1-0 porque al minuto 17 Darío Delgado metió el pie para desviarle la pecosa a un Manfred Ugalde que alistaba la pólvora para definir en el área, pero a la vez le cometió penal.

El encargado de lanzarlo un minuto después fue Venegas, al definir al lado derecho del portero Luis Torres, quien se lanzó a la izquierda.

Con el marcador a favor, Saprissa tenía la pelota pero le costaba generar peligro claro ante un Guadalupe bien parado.

En su primer juego del torneo, Venegas volvió con la pólvora encendida. Albert Marín
En su primer juego del torneo, Venegas volvió con la pólvora encendida. Albert Marín

La visita lo intentó en un tiro libre cabeceado por Delgado, la bola pegó en el palo y el línea señaló un fuera de juego inexistente, siendo una de las pocas llegadas para los guadalupanos en todo el juego.

El partido era deficiente y a no ser por un tiro libre de Angulo que pegó en el palo izquierdo, al minuto 41, no hubo mucho que destacar de ese primer tiempo.

Guadalupe también tendría una baja por lesión de Din John Arias, al minuto de reposición y en su lugar lo tomó Giovanni Campos.

Din John fue traslado al Hospital Calderón Guardia por el golpe en la parte baja de la espalda. Al parecer le iban a hacer unas placas debido al fuerte dolor.

Monstruo comió jamón

En el segundo tiempo, Heiner Segura hizo otro cambio al ingresar a Adrián Martínez por Sergio Núñez, en busca de más presencia en delantera y lo terminó pagando caro porque dejó espacios en defensa que aprovechó Saprissa.

A los visitantes no les dio chance de mostrar qué querían con esa variante porque en la primera llegada morada, al minuto 47, cayó el 2-0.

Suhander Zúñiga habilitó a Ricardo Blanco y éste centró a Rándall Leal, quien llegó sin marca al segundo palo y definió de zurda.

Pese a la goleada, este domingo llegó poca afición al estadio. Albert Marín
Pese a la goleada, este domingo llegó poca afición al estadio. Albert Marín

Estaba claro que sin lucirse, los morados eran efectivos y ponían el juego más a su favor.

De hecho, al 51′ fue Manfred Ugalde el que mostró sus cualidades al sacarse a Delgado y a Eduardo Juárez, pero cuando quedó frente al portero Torres, no se pudo parar bien ni lanzar fuerte, por lo que la pecosa quedó en manos del arquero.

El chamaco seguía encendido y al 52′ se sacó dos marcas y volvió a rematar, pero esta vez encima del horizontal.

Después fue el arquero Luis Torres el que se lució al desviar un remate de media distancia de Leal y el rebote lo buscó Angulo, no obstante, de nuevo logró el portero desvió el peligro.

El juego era otro y eso lo sabía Paté, quien aplaudía las jugadas de sus futbolistas.

Sin embargo, el que perdona pierde y al 54′ Guadalupe consiguió el 2-1 en un horror de pase de Blanco, que quiso ponerle el balón a Aubrey David, pero la terminó regalando.

El trinitense fue anticipado por Frank Zamora, que le sirvió la bola al recién ingresado Adrián Martínez para que definiera de primera intención el 2-1.

El gol los ilusionó con empatar... bueno en realidad no, porque la esperanza se esfumó apenas el Monstruo movió al bola al minuto 56 y Angulo anotó de cabeza después de un centro de Luis José Hernández a pase de Leal por izquierda.

Angulo anotó de cabeza el 3-1. Albert Marín
Angulo anotó de cabeza el 3-1. Albert Marín

Ese gol desmoralizó a la visita porque al 60′ llegó el 4-1, otra vez de Venegas.

Leal le sacó la pecosa a un Delgado que fue el legítimo carne molida (solo tortas), pasó a Angulo y éste le sirvió al Cachetón para que solito anotara cruzado de pierna derecha.

Paté quería más goles y envió a jugar a Byron Bonilla por Zúñiga al 67′ y al 71′ se fue Leal, de un buen juego y aplaudido por la afición, para darle campo a Christian Bolaños, pero no hubo más pepinos que festejar.