Andrés Mora.4 agosto

Aunque Jonathan Martínez fue contratado el 7 de enero, da la impresión de que es uno de los nuevos refuerzos de Saprissa para este torneo porque pasó todo el Clausura lesionado.

Este día fue muy bonito para toda la familia pero estaba lesionado y no iba a poder jugar. fotografía: John Durán
Este día fue muy bonito para toda la familia pero estaba lesionado y no iba a poder jugar. fotografía: John Durán

El volante tuvo un camino lleno de obstáculos, pero poco a poco lo dribló hasta que por fin debutó en el primer juego de este torneo ante San Carlos, en Ciudad Quesada.

En la fecha dos no jugó y en la tres ingresó de cambio al minuto 69 por Marvin Angulo.

En su regreso a los terrenos de juego el marcador fue 1-0 en contra, pero lo que sintió ese día cuando Wálter “Paté” Centeno le dijo que iba de titular hizo que dejara el resultado de lado; nada ni nadie le quitará lo especial a ese día para él.

“Son pruebas que Dios te pone en el camino para ver cómo estás mentalmente y gracias a Dios la pude afrontar de muy buena manera, dura pero de buena manera”, Jonathan Martínez.
Pie izquierdo

Y es que Jonathan, desde que empezó negociaciones con el Monstruo se pegó un sustote porque se lesionó gravemente en un entrenamiento de Carmelita.

“Yo iba a correr y cuando me iba a apoyar se me fue el pie para afuera y sonó ‘pla’, donde sonó se me empezó a hinchar demasiado y tuvimos que ir de una vez al hospital.

"Me habían dicho que estaban hablando (Carmelita y Saprissa) pero no era algo concreto, imagínese, le dicen eso a uno y pasa eso (la lesión), uno piensa que no se va a concretar (el fichaje) porque no van a contratar a alguien lesionado, pero gracias a Dios confiaron en mí y ahora tengo que demostrar por qué me trajeron”, contó el volante.

Aun con el dedo pequeño de su pie derecho malo, la S confió en él y lo fichó, hace la gran presentación y aunque en un principio se decía que solo estaría tres meses fuera, se tiró todo el campeonato viendo los toros desde la barrera.

Jonathan Martínez listo para el apertura 2019. Foto: Andrés Mora
Jonathan Martínez listo para el apertura 2019. Foto: Andrés Mora

Eran momentos incómodos porque la afición, familia y amigos querían verlo defendiendo la morada.

21 años tiene el volante morado

“De hecho sí (la gente le preguntaba que para cuándo), fue una experiencia dura, todo mundo preguntándome si estaba para jugar y cuando a uno le preguntan eso, uno tiene que decir: ‘todavía no, me falta bastante, ahí vamos’.

"Son cosas que tiene uno que pasar para llegar a grandes cosas, creo que son pruebas que Dios te pone en el camino para ver cómo estás mentalmente y gracias a Dios la pude afrontar de muy buena manera, dura, pero de buena manera y agradecido con Dios por permitirme estar al cien por ciento”, añadió.

Martínez dice que sus padres, especialmente su mamá, Yanira Solano, le ayudó montones a desahogarse, porque con ella conversaba de todo, en especial cuando andaba agüevado.

Sin embargo, asegura que el apoyo lo tuvo en sus dos casas, tanto en la que vive como en la que entrena.

“Estoy agradecido con todos los doctores y fisioterapeutas porque la recuperación fue muy buena, me dieron la posibilidad de estar al cien por ciento para este torneo”, dijo el futbolista.

Momento de gloria

Cuando Paté le dijo a Jonathan que iba titular fue llegar a la gloria para él. La noticia la recibió en el camerino del estadio de los Toros del norte.

Martínez (primero de izquierda a derecha) tuvo el placer hasta de ir a la pretemporada a México. Aquí junto a Yael López, Marco Andrés Brizuela y Fabricio Alemán. Foto: Cortesía Saprissa
Martínez (primero de izquierda a derecha) tuvo el placer hasta de ir a la pretemporada a México. Aquí junto a Yael López, Marco Andrés Brizuela y Fabricio Alemán. Foto: Cortesía Saprissa

“Llena mucho porque cuando eso pasa (ser titular) uno ve todo lo que pasó atrás y que te den la confianza para empezar el torneo es muy bueno, es una gran satisfacción”, dijo Martínez.

Jonathan recuerda que Paté le dijo que estuviera tranquilo, que hiciera lo que él sabe hacer y, por supuesto, lo que él le pedía también.

“Era bastante tiempo sin poder jugar, un premio a la paciencia que tuve para llegar hasta acá, me siento bien, se que hay mucha competencia, pero es sana, mientras esté dando el cien por ciento en entrenamientos y partidos, se que tengo la calidad para estar peleando”, comentó.