Agencia AP.13 abril

Los deportistas que cumplan las suspensiones por dopaje en los próximos meses podrán competir en los Juegos Olímpicos del 2021, por lo que es una de las consecuencias imprevistas originada con la postergación de las Olimpiadas de Tokio debido a la pandemia de COVID-19.

La corredora turca Gamze Bulut, por ejemplo, tendrá bastante tiempo para tratar de clasificarse para unos juegos en los que no hubiera podido participar de haberse hecho en la fecha original.

La turca Gamze Bulut es una de las atletas dopadas que no podía estar en Tokio 2020, pero al ser las justas dentro de un año, sí podría hacerlo. AFP
La turca Gamze Bulut es una de las atletas dopadas que no podía estar en Tokio 2020, pero al ser las justas dentro de un año, sí podría hacerlo. AFP

“No me parece justo”, dijo el marchista irlandés Brendan Boyce a la Associated Press en una entrevista telefónica. No se perderán los eventos en los que no deberían estar”.

Los Juegos del 2020 fueron aplazados oficialmente el mes pasado por un año. Ahora la ceremonia inaugural se llevará a cabo el 23 de julio del 2021.

Bulut ganó la medalla de plata de los 1.500 metros en los Juegos del 2012 en Londres, pero fue despojada de la presea por irregularidades en su pasaporte biológico, que monitorea la sangre del deportista. Fue suspendida por cuatro años en el 2016 y ese castigo se cumple el 29 de mayo, lo que le dará bastante tiempo para prepararse para los torneos clasificatorios con miras a Tokio.

“Haré lo posible para estar allí”, dijo la corredora, de 27 años.

La Unidad de Integridad en el Atletismo calcula que unos 40 de los 200 atletas suspendidos que podrían beneficiarse de la postergación de los juegos son competidores de nivel internacional. La UIA tiene una lista de atletas suspendidos por dopaje.

El marchista irlandés Brendan Boyce asegura que los dopados que cumplan sanción en 2021, no deben estar en Tokio. AFP
El marchista irlandés Brendan Boyce asegura que los dopados que cumplan sanción en 2021, no deben estar en Tokio. AFP

Unos 10.000 deportistas competirán en Tokio 2021.

Boyce, un bicampeón olímpico que se clasificó para Tokio, dijo que las restricciones en cuanto a la cantidad de deportistas admitidos puede hacer que les resulte más difícil clasificarse a los deportistas limpios.

“No me gustaría nada si perdiese mi lugar en los juegos por una anomalía como la que se está produciendo”, sostuvo.

El irlandés se quejó en las redes sociales, pero no presentó ninguna queja formal. La corredora de pruebas de larga distancia británica Lily Partridge tampoco estuvo de acuerdo.

“No creo en darle una segunda oportunidad a quienes han cometido faltas graves de dopaje. No se les debería dar el privilegio de competir y ganar dinero con el deporte”, afirmó Partridge.

El presidente de la Agencia Mundial Antidopaje Witold Banka, no obstante, dijo que las autoridades no pueden cambiar las fechas en que un deportista cumple una suspensión a voluntad.

El presidente de la Federación Internacional de Atletismo, Sebastian Coe, una leyenda sobre las pistas, aseguró que este tema habrá que manejarlo con cuidado. AFP
El presidente de la Federación Internacional de Atletismo, Sebastian Coe, una leyenda sobre las pistas, aseguró que este tema habrá que manejarlo con cuidado. AFP

“Del mismo modo que un deportista no puede elegir cuando le gustaría estar inhabilitado, nosotros tampoco podemos hacerlo. Así es la ley. Cuando un infractor cumple su condena, queda habilitado”, sostuvo Banka.

El excorredor Sebastian Coe, hoy presidente de la Federación Internacional de Atletismo, fue más ambiguo.

“Habrá que analizar esto. Será una más de tantas cosas que habrá que resolver relacionadas con la postergación de los juegos", comentó.

A los deportistas que ya se habían clasificado se les aseguró que podrán participar.