Luis Quirós.27 mayo, 2019

El exfutbolista Dager Villalobos reconoció que lo que les sucedió a él y su novio, el pasado domingo en la noche es un milagro, como si hubieran vuelto a nacer.

Y Dager no se equivoca, ya que mientras él conversaba con novia, Rebeca Sojo Arias, dentro del taxi propiedad del exfutbolista, fueron chocados por otro carro, en Puriscal. Él regresaba de una mejenga que disputó en Turrialba con los veteranos del Monstruo.

Así quedó el taxi del exjugador Dager Villalobos, luego de ser golpeado este domingo por la noche en Puriscal. Foto Dager Villalobos
Así quedó el taxi del exjugador Dager Villalobos, luego de ser golpeado este domingo por la noche en Puriscal. Foto Dager Villalobos

El golpazo fue tan fuerte, que el taxi de Villabolos quedó volcado, mientras que la persona que los chocó se dio a la fuga.

“Luego del partidillo con los compas de Saprissa en Turrialba, disfrutamos de un almuerzo y luego nos regresamos. A mí me tocaba dejar en Puriscal a mi pareja y a eso de las nueve de la noche pasadas fuimos golpeados por otro carro, mientras estábamos dentro del carro estacionado. Debido al golpazo, el otro carro nos arrastró por varios metros”, comentó Dager.

El exintengrante de Carmelita y Santos, entre otros clubes de la máxima categoría, señaló que cuando reaccionó, se dio cuenta que su taxi estaba patas arriba.

“No sé todavía con que tipo de carro nos golpeó, pero recuerdo que quedé prensado por el volante y que mi novia estaba encima mío. Luego llegaron las ambulancias y los bomberos, quiene tardaron como quince minutos para sacarme. A Rebeca les quedó más fácil extraerla”, dijo.

Villalobos presenta una herida en su muslo y rodilla derecha, la cual está muy inflamada. Su pareja solo tiene golpes leves, pero nada de cuidado.

“En el hospital llegó a visitarme el hermano del chofer del otro vehículo para preguntar por mi estado de salud, pero no recuerdo su nombre y todavía no sé quién es el que nos golpeó. Alguien me explicó que el responsable de lo sucedido al parecer manejaba en estado de ebriedad”, contó Dager.

Dager y Rebeca ya están en sus hogares y el exdefensor espera recuperarse lo antes posible para volver a bretear.

Dager Villalobos, a bordo del taxi, con el cual bretea desde el 2007. Foto Dager Villalobos
Dager Villalobos, a bordo del taxi, con el cual bretea desde el 2007. Foto Dager Villalobos

“Yo estoy aquí en mi casa, en San Isidro de Heredia, recuperándome. Sé que en las próximas horas me llevarán a presentar la denuncia respectiva. El taxi que tengo desde el 2007, cuando me retiré, quedó inservible y creo que le darán pérdida total”, explicó.

Luego de abandonar el hospital México, Villalobos fue visitado por sus hijos.

“David, Dangeri, Edder y Flaviana Chantal Villalobos vinieron a visitarme para saber cómo estaba y a todos les he dicho que esto es lo más feo que me he pasado, porque durante mis años de carrera, sufrí lesiones normales, pero nunca algo parecido a esto, nunca”.