Luis Quirós.18 diciembre, 2019

Aunque Herediano tiene la oportunidad de ser campeón nacional este sábado, un jugador de ese equipo podría ser bicampeón.

Hablamos del defensor Aarón Salazar, quien sueña con volver a levantar la copa de monarca nacional por segunda ocasión consecutiva.

Él se coronó el torneo pasado con los Toros del Norte, donde participó en 21 de los 26 juegos de su club.

Con Herediano no ha tenido tanta regularidad como la que tuvo en Ciudad Quesada, ya que solo tiene 16 juegos disputados de 27.

Aarón Salazar pegado al poste impidió que el goleador Jonathan McDonald hiciera daño en el arco de Esteban Alvarado. Foto: Rafael Pacheco
Aarón Salazar pegado al poste impidió que el goleador Jonathan McDonald hiciera daño en el arco de Esteban Alvarado. Foto: Rafael Pacheco

“Espero cerrar el año como lo abrí, siendo campeón, porque eso me haría la persona más feliz por conseguir dos títulos en un mismo año, porque para el crecimiento personal eso es sumamente valioso, porque tengo poca edad y no se hace mucho llegué a la primera", expresó Salazar.

El zaguero reconoce que la lucha por ser titular en el Herediano es demasiado fuerte, pero que el hecho de pelear el puesto con tantos hombres experimentados le permitió llegar a un buen nivel a estas finales.

“He tenido a Keynner Brown a la par, ahora está el caso de Ariel Soto y lo principal es que siempre te hablan, están atentos a corregirte de inmediato, eso también lo viví en San Carlos con Rudy Dawson o bien con Carlos Acosta cuando le tocó jugar atrás, eso es algo de lo que le doy gracias a Dios, porque con todos tengo enseñanzas positivas”, manifestó.

Aarón trata de manejar al máximo las emociones de jugar dos finales consecutivas, sobre todo porque ahora le toca jugar contra otro equipo grande, como lo es la Liga, después de derrotar a Saprissa en la pasada.

“Lo mental también lo tengo presente y el hecho de poder hacerlo con Herediano, lo vivo intensamente como lo hice con San Carlos, porque la preparación tiene que ser la misma. Disputarla primero con Saprissa y ahora Alajuelense es importante porque todos sabemos la historia y el equipo que manejan, pero Herediano es de los grandes y eso lo lleva a uno meterse todavía más de lleno en la idea de ser ganador”, dijo.

El rojiamarillo confesó que su relación con los líderes es punto alto en su crecimiento.

“Yo siempre tengo la suerte de poder conversar con figuras como Randall Azofeifa, que saben cómo hablar claro, el mismo Yendrick Ruiz, o Keynner Brown, no me puedo quejar, estoy contento en ese aspecto”, expresó.