Andrés Mora.28 marzo

Este 27 de marzo no era un viernes normal, con los cambios en el calendario tocaba para este domingo un clásico Alajuelense - Saprissa.

No queda más que senarse y esperar.
No queda más que senarse y esperar.

Sería la fecha 19 y haciendo un poco de matemáticas, el Monstruo cuidado y no podía amarrar su primer lugar, asegurándose una gran final más y con esto quedar a un pasito de la 35.

Pero nada de eso... Después de 10 días uno ni se acuerda cómo estaba la cosa y la verdad ante tanto cuidado que hay que tener por el COVID-19, hablar de fútbol está de más en gran parte de la población.

¿Qué estarán haciendo los Pasión Morada?, ¿Somos la Liga? y todos esos grupos de aficionados fiebres de verdad. ¿En qué estarán gastando su ingenio para los memes?

Jafet Soto debe estar agarrando un fuerzón para cuando se active el fútbol, fijo este viernes hubiera hecho alguna conferencia de prensa para robarse el show y quitarle brillo al clásico nacional.

Es una verdadera lástima lo que está pasando. Estadios alrededor del mundo convirtiéndose en almacenes y gran parte del planeta resguardado en sus casas.

Y para peores, este día 10 sin fútbol fue el funeral del querido “Pescado”. Don Eduardo Herrera dejó este mundo y pocos pudieron despedirlo por el COVID-19.

De no ser por esta coyuntura, la misa hubiera sido un llenazo. Se necesitan más aficionados como él.

Pescado defendía a muerte a su Liga del alma, choteaba a sus rivales, pero después terminaban con un gran abrazo y por qué no, con una birra en la mano pasándola bien.

¡Hasta pronto pescado! Esperemos que el fútbol que tanto le gustaba, regrese pronto.