Andrés Mora.9 agosto, 2019
El dirigente fue postulado por la Unafut. Archivo GN
El dirigente fue postulado por la Unafut. Archivo GN

El dirigente limonense Jorge Castillo Sánchez intentó llegar al Comité Ejecutivo de la Fedefútbol por un camino que se llenó de contradicciones y terminó con el rechazo de su postulación por parte de la Comisión electoral encabezada por William Sequeira y Evert Ortega.

Castillo, de origen colombiano, fue propuesto por la Unafut para ocupar uno de los cargos en la elección que se realizará durante la asamblea general el viernes 23 de agosto, en el auditorio del Complejo Deportivo Fedefútbol Plycem, pero su nombre nunca prosperó.

De hecho fue el único rechazado de los 23 nombres presentados y ahora quiere seguir dando la pelea porque considera que es una injusticia.

La polémica arrancó por un documento de una declaración jurada que empezó a circular y que en teoría fue realizado por el exmagistrado Celso Gamboa.

El documento dice que don Jorge ha servido a clubes como Brujas (2 años), Saprissa (4 años), Barrio México (7 meses), Alajuelense (5 meses), Herediano (3 meses) y Limón (2 años).

Castillo dice que ha sido asesor también en la Federación Costarricense de Fútbol y esos equipos en las áreas de: mercadotecnia deportiva, transferencia de jugadores, consultor en legislación deportiva y asociado estratégico de negocios.

Ahí empiezan las zancadillas.

Primero porque los clubes no tienen registradas las tareas que según él hizo. La Liga indicó oficialmente por medio de su departamente de prensa que Castillo no aparece en su registro de recursos humanos, ni tampoco han salido cheques para él de la institución.

El Monstruo no quiso referirse a este tema, así lo dijo por medio de su oficina de prensa.

En la declaración hecha, supuestamente, por Celso Gamboa también dice lo siguiente: “todos y cada uno de los clubes nombrados y la propia federación, se han negado a expedir una constancia de la labor o actividad alguna desarrollada por él. Esta negativa se convierte en el argumento legal para ofrecer este testimonio, del mismo calibre legal del documento negado”.

Celso se quita el tiro

Este jueves, en horas de la mañana, La Teja conversó con Celso Gamboa quien tajantemente dijo que él no ha realizado ninguna declaración jurada para Castillo.

“Yo no hago declaraciones juradas porque no soy notario, no tengo protocolo”, enfatizó Gamboa vía telefónica.

El exmagistrado sí confirmó que él es abogado de Castillo y abogado del club caribeño, pero no hace declaraciones juradas.

Castillo pide cuentas

Como consecuencia de esta situación, Jorge Castillo pidió explicaciones a la Unafut y que se apele la negativa que le impide ser candidato a un cargo en la Fede.

La Teja intentó hablar con Julián Solano, presidente de la Unafut, para saber por qué postularon a Castillo sin contar con los atestados, pero nos dijeron que ni él ni ningún miembro de este ente se va a referir a estos señalamientos.

En un largo documento Castillo pide que: “proceda inmediatamente con la interposición de una solicitud de apelación - revisión y audiencia de la resolución (sin número alguno) con fecha de agosto 01 de 2019, firmada por los fiscales de la federación”, esto porque indican que no ha demostrado que ejerza alguna actividad de las requeridas para postularse como presidente de la Federación.

23 nombres fueron presentados para las elecciones de la Fedefútbol.

El colombiano fue por muchos años representante de Rolando Fonseca, pero eso no lo liga a ninguna institución.

Castillo pide explicaciones del por qué a él le piden que demuestre su trayectoria de esta forma cuando no hay un manual que indique la forma para presentar documentación; tampoco dice que hay que hacer declaraciones juradas; ni cómo deben presentarse los atestados.

Rodolfo Villalobos está pulseando la reelección, tiene dos competidores que le quieren quitar la silla presidencial. Foto: Luis Navarro
Rodolfo Villalobos está pulseando la reelección, tiene dos competidores que le quieren quitar la silla presidencial. Foto: Luis Navarro

También pide una explicación a la Unafut, ya que asegura que antes de postularlo debieron de revisar primero si él es apto.

“Esta situación muestra un estado de corrupción que debe ser expuesto, se cobra por una certificación, se pide una certificación sin respaldo estatuitario, se expone al individuo a una mafia de intereses federativos", aseguró.

Castillo no entiende todavía porque fue rechazada su candidatura.

Las razones

William Sequeira, de la Comisión electoral, explicó a La Teja los requisitos y el por qué rechazaron a Jorge Castillo.

“La Unafut como cualquier afiliado tiene conocimiento de los requisitos que tienen que tener sus candidatos, dentro de los que están ser residente permanente en Costa Rica, no tener condenatorios penales, también haber formado parte de la junta directiva de algunos de los miembros de la Federación o haber desarrollado alguna actividad dentro del seno de algunos de los miembros de la Federación y establece para los dos últimos un plazo de dos años.

“En el caso de don Jorge se consideró que él no tenía los dos años de desarrollar alguna actividad dentro del seno de la Federación. Demostró tener muchos años ligado al fútbol, pero el estatuto dice que tiene que ser dentro de alguno de los miembros de la Federación, por ejemplo, en alguna comisión, junta directiva, y esto no se le acreditó”, explicó Sequeira.