Franklin Arroyo.8 marzo

Siquirres sacó dos porterazos que, sin duda, dejaron huella por su forma de ser y habilidades extraordinarias a la hora de atajar, pero que también comparten la experiencia de haberse comido siete goles en una mejenga.

Esteban Alvarado debe levantarse y demostrar su calidad en próximos partidos, según Nino Chaves. Prensa Jicaral
Esteban Alvarado debe levantarse y demostrar su calidad en próximos partidos, según Nino Chaves. Prensa Jicaral

Se trata de Esteban Alvarado, quien el sábado recibió siete pepinos de Guadalupe en la paliza que ese equipo le propinó a Limón de 7 a 1 y Bernardino “Nino” Chaves, quien en 1975 recibió un escandaloso 7 a 0 de México.

Esteban Alvarado dijo, luego de la paliza, que el que se mete a portero debe saber que un día tiene que llevar el saco y que procurará dejar el marco en cero en los próximos partidos.

“Está bajo de forma, un poquito y eso le pasa a todos los porteros. Ojalá le sirva para levantarse”, Bernardino Cháves, exportero.

Nino recordó aquella escandalosa paliza y dijo que más bien debe servirle a Esteban para levantarse y demostrar su calidad en los próximos partidos.

Ese año, 1975, es muy recordado porque Costa Rica perdió dos veces con México, ambas por 7 a 0. Pero en el otro partido, la goleada se la llevaron entre dos arqueros, Edmond Glastone, quien cometió penal y fue expulsado cuando el juego iba 3 a 0 y Víctor Monge, quien ingresó de cambio, paró el penal, pero le metieron cuatro pepinos más.

“En aquel partido se nos vino encima México y no había forma de controlar al rival. No me voy a echar flores porque fueron siete goles, pero ese partido fue en directo y todo el mundo dijo que si no hubiera sido por Nino, era el doble de goles.

“La prensa mexicana sacó un titular ‘Costa RIca presentó diez gallinas y un gallo’, fue El Excelsior, hasta tenía el recorte de recuerdo. Ahora lo tienen mis hijos”, dijo el exportero quien jugó con el Toluca de Siquirres, San Ramón, San Carlos, la Liga, Limón, Cartago, Heredia, la Universidad y Turrialba.

Nino aseguró que aparte de esos siete goles que recibió en México, en el torneo local a cada rato le metían cuatro o cinco pero que esas palizas siempre fueron un motivo de superación.

Chaves asegura que las dos expulsiones que sufrió Limón ante Guadalupe fueron muy pesadas e influyeron bastante en el desempeño del equipo, pero también cree que Alvarado está un poquito bajo de forma.

“Tuvo fallas en algunos goles, no voy a decir cuáles y es mi parecer. Lo veo un poquito bajo de nivel, pero lo que digo es para hacerle un favor, no un daño. Esteban es un portero extraordinario y esto le va a servir si tiene las agallas y yo sé que las tiene”, mencionó Nino.

“No quiero que me tome las cosas a mal. Yo solo soy un portero de los de antaño y no tengo nada que hacer, pero estas cosas sirven para levantarlo a uno”, consideró Chaves, quien era famoso por loqueras como salir a la cancha con una capa, al mejor estilo de Batman.

Nino insistió en que para él, cuando le zampaban una goleada de ese tipo era algo que le servía. “El portero que tiene calidad, vergüenza, agallas, eso es lindísimo. A Esteban le recomiendo que demuestre el domingo que no eso no le hizo mella, que la gente vea que es bueno”, comentó el exportero.

Bernardino Chaves, fue un porterazo, también de Siquirres. Foto: Cortesía
Bernardino Chaves, fue un porterazo, también de Siquirres. Foto: Cortesía

“A mi cuando me goleaban, me ponía las pilas, nunca me caí mentalmente, mis padres me inculcaron que cuando esté abajo es cuando se debe demostrar, eso me quedó como una estaca bien metida. Si estoy en el suelo voy para arriba, ojalá él tenga eso. Claro que tiene calidad, es un portero extraordinario, tiene todo, no creo que le haga daño, eso le va a servir”, dijo.

Bernardino fue seleccionado nacional entre 1971 y 1982, no lo volvieron a convocar luego de un pleito muy feo que tuvo con el periodista Javier Rojas (q.d.D.g), que casi lo manda a la cárcel.

Bernardino Chaves, usaba capa en algunos partidos. Foto: Cortesía
Bernardino Chaves, usaba capa en algunos partidos. Foto: Cortesía