Franklin Arroyo.28 julio

Hay un golpe que, sin iniciar el torneo, los cartagineses no quieren recibir porque sería directo al mentón de la esperanza.

Lo de Marcel no dejan de ser rumores. Foto: Rafael Pacheco
Lo de Marcel no dejan de ser rumores. Foto: Rafael Pacheco

La partida de Marcel Hernández a otro club, como a Saprissa, equipo del que más se especula que lo quiere, sería difícil de digerir por el equipo y la ilusionada afición blanquiazul.

Cartaginés se reforzó en todas sus líneas para luchar por el título, pero si se va Marcel, las opciones se reducen pues aporta mucho en goles y asistencias.

Entre las contrataciones de los brumosos están las de Allen Guevara y Byron Bonilla, que sin duda meten velocidad por los costados, pero también llegó Kenner Gutiérrez y Marco Madrigal, que dan más solidez a la parte defensiva.

Hasta el técnico Marvin Solano, quien entrenó a Cartago en el pasado, sabe que la partida de Marcel sería un golpe bajo, más cuando el equipo se ha armado pensando en función del cubano.

“En caso de que se diera eso, para Cartaginés significaría perder al goleador, porque lo ha demostrado en todos los torneos anteriores, claro, eso no garantiza que los va a seguir metiendo, pero es una baja sensible porque en el fútbol escasean los goleadores. Y ahora, con mejor equipo puede hacer más anotaciones”, dice Solano.

Marvin no cree una posible salida del cubano afecte en la parte anímica a los jugadores, ya que más bien los puede motivar a demostrar que pueden hacer bien las cosas sin Marcel y darle oportunidad a otros jugadores, pero la afición sí lo puede resentir.

“Cartaginés ha estado a punto de ser campeón y Marcel no estaba”, dijo.

Añadió que los brumosos con Marcel dentro de su planilla, son serios aspirantes al título, al mismo nivel que Saprissa, Alajuelense o Herediano.