Vecino de Alajuelita nos cuenta la historia de su Toyota Land Cruiser

Por: Andrés Mora 9 mayo
Se nota que este alajueliteño le ha metido amor a su chuzo. Foto: Alonso Tenorio

“El Llamita”, así bautizaron al chuzo de Juan Carlos Mora, vecino de San Josecito de Alajuelita.

A sus 52 años, Mora se da gusto batiendo barro en este Toyota Land Cruiser, modelo 1971, con motor F155 de seis cilindros.

- ¿Cómo llegó a sus manos?

Se lo compré a un amigo que lo tenía así, yo tenía otro y lo cambié por este. Vendí el mío más barato y este es un poco más caro, él lo había modificado muy bien en carrocería, aunque en esto uno nunca termina de meterle.

Entre más sucio, más orgullo, eso significa que se batió buen barro. Foto: Cortesía

El que yo tenía era un 79, también Toyota y de gasolina, pero no tan modificado.

Yo no quería cambiarlo, pero fue una oportunidad que salió, porque este estaba más entero y más macizo. El que tenía primero era de techo duro y este de lona abierto.

- ¿Fue complicada la negociación para comprarlo?

Esa negociación tenía que aprovecharla porque mi amigo Pablo necesitaba deshacerse del carro, porque con esa plata él compraba otra grúa.

Él quería que quedara en manos de un amigo, entonces ahí estoy yo con este carro desde hace dos años.

Así de grandes son las llantas de esta nave. Foto: Alonso Tenorio

- ¿Cuál fue la primera modificación que le hizo?

El motor y unas llantas grandes.

Las herederas, Angélica y Sofía, están orgullosas del carrote de su papá. Foto: Cortesía

Ahora anda llantas 37.5 que es lo que uno ocupa para el barro.

- ¿Le tiene algún apodo?

El año pasado fuimos al Jamboree (un evento de 4x4) y había que ponerle nombre a los carros, entonces unos le pusieron “El Llamita” porque dicen: ‘Ese muchacho siempre anda en una pura llamita’. No es que sea un fiestero extremo, pero uno es alegre.

Fueron los del grupo Apuntados 4X4, así salimos en Facebook y en Instagram

¿Qué hacer para cuidar el carro si se encuentra estacionado en casa?
“El vehículo estacionado debe cuidarse incluso más que uno que se utiliza diariamente. Se debe cuidar la presión del aire de las llantas, ya que al estar estacionado la llanta toma la forma en que quedó estacionada. Debe asegurarse que los frenos no se estanquen, que la batería no pierda su vida útil y hay que encender el vehículo al menos una vez a la semana. Lo ideal es ir a un centro de servicio y verificar la lubricación, el funcionamiento del motor y que todo esté en óptimas condiciones”, comentó José Andrés Acosta, gerente del Car Club Firestone.

- ¿De dónde salió la fiebre por este tipo de carro?

Desde pequeño me gusta el carro 4X4, pero por razones de economía, cuando uno está joven no puede. A veces le dicen a uno que ya está muy viejo para tal cosa, pero cuando se está holgado y se ha salido de algunas obligaciones, puede comprar y distraerse en lo que le gusta.

Tengo como 8 años apenas de andar con este tipo de carro, pero toda la vida me han gustado. Desgraciadamente topa uno con cada loco amigo que lo alborota cada día más, salimos por lo menos una vez a la semana, a Coronado, Heredia o Sarapiquí, donde todavía hay buen barro.

- ¿En la familia le dicen algo por la plata que gasta?

Soy casado (con doña Ana Laura) y tengo dos chiquitas (Angélica y Sofía) y por dicha también les gusta la fiebre del barro porque es muy importante el apoyo de la familia.

El carro está preparado para ayudar a sacar a carros que se queden pegados en el barro. Foto: Alonso Tenorio

- ¿Le gustaría hacerle algo más?

Por supuesto, esto no termina. Uno siempre quiere más, en algún momento me gustaría meterle un motor original de Toyota, pero es caro para mantenimiento y repuestos.

A este chuzo hasta el barro le luce. Foto: Cortesía

- ¿Quién le hace los arreglos? Porque imagino que es muy celoso con el carro...

Con el anterior que tuve y con este, los arreglos los hace mi amigo Marco Fernández, tiene taller, le decimos Macón, él le hace todas las cositas y modificaciones.

- ¿Además de usted, alguien más tiene permiso para manejarlo?

Los vehículos no se prestan, pero si mi esposa tiene algún mandado lo agarra. Amigos no porque es muy delicado, Dios libre, solo mi esposa y el mecánico.