Por: Luis Quirós.   8 marzo

La goleada de 4-0 que le aplicó Grecia a La U Universitarios desató una hediondez terrible en el estadio Carlos Alvarado en Santa Bárbara, casa de los catedráticos este torneo.

La mejenga tenía tintes de final, de esos partidos de seis puntos, de dientes apretados, pero solo los griegos lo entendieron así porque La U nunca apareció en la cancha.

Esta victoria le permite alejarse a Grecia del último lugar, ya le sacó seis puntos a los universitarios y eso que estuvo tres mejengas sin jugar y perdió nueve puntos por la bronca con el Comité de Licencias.

Limón también perdió ante Jicaral 1-0, pero también tiene una ventaja de seis unidades.

Estamos claros que todavía falta mucho, pero con estos equipos que les cuesta tanto puntear una ventaja de seis puntos podría ser definitiva para los catedráticos.

Dominio desde el inicio

Grecia arrancó con un poco más de fuerza que La U, tratando de hacerse con el control de la mejenga, sabiendo que se jugaban la vida.

Aldo Magaña llegó a cuatro goles con Grecia, en el actual torneo de Clausura 2020. Foto Valeria Murillo, prensa de Grecia.

Lo de La U es extraño, porque los muchachos de Marvin Solano venían jugando bien y muy pocos habrían pronosticado una goleada.

Además de la presión que mete el fantasma del descenso, los equipos tuvieron que batallar con el fuerte viento que pega en Santa Bárbara, por lo que los pases largos no eran una opción.

Esto logró manejarlo un poco mejor Grecia y por ello llegó al gol en el minuto 22. Álvaro Sánchez logró habilitar cerca del área grande a Youstin Salas que de inmediato sirvió para el mexicano Aldo Magaña que de espaldas al marco aguantó la marca, se dio vuelta y con un derechazo sólido puso la chocobola en el fondo de las piolas del portero Jorge Jara de La U, para el 0-1.

El gol del rival llevó a La U a redoblar esfuerzos por igualar, pero sin claridad y aunque tuvieron llegadas al marco de Kevin Ruiz en la recta final del primer tiempo mostraron pésima definición.

En la segunda parte Universitarios intentó bajar la pelota para manejar el choque, pero la imprecisión se hizo presente y el asunto se terminó de mosquear apenas a los seis minutos de reiniciado el juego

En la primera parte Johan Condega se ganó una amarilla de una falta infantil, haciendo lo mismo en la segunda mitad para irse expulsado.

Y tras de cuernos palos porque cuatro minutos después de la roja, Grecia en táctica fija llegó al 0-2.

Jefferson Brenes en un tiro libre sorprendió a todos porque en lugar de rematar a marco, sirvió para Aldo Magaña que estaba a la par de la barrera. El azteca recibió y de pierna izquierda anotó el segundo gol griego al minuto 55.

Grecia se asentó mejor en el terreno y producto de ello una jugada por el centro de Youstin Salas terminó con un servicio a la izquierda para José Leitón, el cual no lo pensó dos veces para soltar un leñazo de pierna izquierda, colocando la pecosa en el ángulo de mano izquierda para el 0-3, en el minuto 64. ¡Un verdadero zapatazo!, diría el finado Manuel Antonio “Pilo” Obando.

Pero la historia no terminaría ahí, porque en el minuto 84, Álvaro Sánchez ejecutó un servicio de esquina, el cual pescó de cabeza Anthony Contreras, que tenía poco de haber ingresado, y selló la goleada al minuto 85.

“Desde hace días venía buscando la posibilidad de anotar y gracias a Dios se dio este domingo en un partido clave para nosotros, como decimos de seis puntos. Cuando tuve la pelota sentí confianza total para rematar y salió muy bien”, expresó José Leiton de Grecia.

Fernando Palomeque aseguran que en todos los juegos deben dar golpes de autoridad.

“Eso es lo que tenemos que hacer, primero porque vamos teniendo el ritmo que deseamos y segundo porque estamos viendo hacia arriba”, expresó el técnico Fernando Palomeque.