Andrés Mora.13 mayo
Se va a armar bonito en San Carlos, los fiesteros deberían ir haciendo viaje. Fotografía José Cordero
Se va a armar bonito en San Carlos, los fiesteros deberían ir haciendo viaje. Fotografía José Cordero

Sí, la moneda está en el aire, pero hay que ir armando la pachanga por si acaso este miércoles San Carlos logra coronarse campeón nacional sobre el Deportivo Saprissa.

Con el 1-1 en la ida hay muchas posibilidades que los Toros levanten por primera vez en su historia un título en el fútbol de la primera división.

En Tibás no hay nada qué hacer porque, pase lo que pase, esta semana no celebrarían nada, los morados tendrían que seguirla pulseando en una gran final.

El alcalde sancarleño está encantado con todo lo que está disfrutando su pueblo. Foto: Archivo GN
El alcalde sancarleño está encantado con todo lo que está disfrutando su pueblo. Foto: Archivo GN

En la zona norte hay unidad total. La muni de San Carlos, liderada por el alcalde Alfredo Córdoba; el club liderado, con su presidente Sergio Chaves y el grupo empresarial al mando de Luis Carlos Chacón están en sintonía.

El parque de Ciudad Quesada está listo para la celebración y fijo lo llenan como para todas sus actividades. Foto: Municipalidad de San Carlos
El parque de Ciudad Quesada está listo para la celebración y fijo lo llenan como para todas sus actividades. Foto: Municipalidad de San Carlos

Incluso los llaman un matrimonio zoológico, porque Córdoba es alias Mono, Chaves el famoso Perico y Chacón es conocido como Pollo.

“El miércoles vamos a dejarlo a la libre para que la gente celebre, el viernes sería el evento especial. Será sorpresa, pero especialmente para todo el pueblo de San Carlos. Queremos hacerlo familiar, nada de tirarse a la calle como se hace generalmente, deseamos que participen las familias”, comentó el alcalde.

Toda la fe puesta en Sabo y sus goles para levantar la Copa en Ciudad Quesada. Fotos: Mayela López
Toda la fe puesta en Sabo y sus goles para levantar la Copa en Ciudad Quesada. Fotos: Mayela López

“Esto es de locos, los carros andan con banderas, la gente solo habla de eso en los trabajos, todo el mundo habla de eso”, señaló don Alfredo.

Don Alfredo dice que prácticamente todos los días va al estadio a ver al equipo y habla con los jugadores para calmar la ansiedad.

“Todos están bien compenetrados, uno con los nervios de punta les pregunta cosas porque la ansiedad lo está matando a uno. Es un proceso muy duro, pero todos nos dicen que el estemos tranquilo”.